Científicos sudafricanos detectaron una nueva variante del coronavirus con múltiples mutaciones, pero aún no han establecido si es más contagiosa o capaz de superar la inmunidad proporcionada por las vacunas o una infección anterior.

La nueva variante, conocida como C.1.2, se detectó por primera vez en mayo y ahora se ha extendido a la mayoría de las provincias sudafricanas y a otros siete países de África, Europa, Asia y Oceanía, según una investigación.

Contiene muchas mutaciones asociadas en otras variantes con mayor transmisibilidad y menor sensibilidad a los anticuerpos neutralizantes, pero se presentan en una mezcla diferente y los científicos aún no están seguros de cómo afectan al comportamiento del virus. Se están realizando pruebas de laboratorio para establecer qué tan bien es neutralizada por anticuerpos.

Sudáfrica fue el primer país en detectar la variante Beta, una de las cuatro únicas etiquetadas como “preocupantes” por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se cree que se propaga más fácil que la versión original del coronavirus que causa el Covid 19, y hay evidencias de que las vacunas no funcionan tan bien contra él, lo que llevó a algunos países a restringir los viajes hacia y desde Sudáfrica.

Richard Lessells, un especialista en enfermedades infecciosas y uno de los autores de la investigación sobre la variante C.1.2, dijo que su aparición nos dice que “esta pandemia está lejos de terminar y que este virus todavía está explorando formas de mejorar potencialmente al infectarnos”.

Fuente: Quadratín