El coordinador parlamentario de Morena, Ricardo Monreal Ávila, adelantó que la siguiente semana se solicitará en el Senado de la República las comparecencias de diversos funcionarios públicos, para analizar la política interna, exterior, social y económica de esta administración.

Al asistir al tercer informe de actividades del senador José Narro Céspedes, en la capital de Zacatecas, dijo que en la primera mitad del sexenio se aprobaron las reformas y leyes que sentaron las bases fundamentales de la Cuarta Transformación.

Ahora, en la segunda etapa, agregó, Morena “tiene la enorme tarea de sacar adelante la agenda legislativa prioritaria” del Ejecutivo Federal, es decir, las reformas constitucionales que en su momento presente el Presidente, sobre el sistema eléctrico, en materia político-electoral y respecto a la Guardia Nacional.

Pero, dijo el legislador, el Senado tiene que atender una agenda amplia, en la que se encuentra la regulación de cannabis, que se tiene que concluir “con rapidez”; el Sistema Nacional de Cuidados o la Ley de Economía Circular.

Además, de la Ley de Juicio Político y Declaración de Procedencia que envió la Cámara de Diputados, más de 70 nombramientos en la esfera de los órganos autónomos y del Gobierno Federal, así como diversos tratados internacionales.

Es decir, dijo Ricardo Monreal, tenemos una cantidad extraordinaria de asuntos. “La semana que entra vamos a invitar a comparecer, fundamentalmente, al Secretario de Gobernación, al Secretario de Relaciones Exteriores, al Secretario de Bienestar y a la Secretaría de Seguridad Pública”.

Así como a, “cuando menos, una veintena de funcionarios públicos materia de salud, agricultura, educación, política interna, política social y política exterior”, por lo que “tenemos bastante trabajo”.

Monreal Ávila recordó que el pasado 2 de septiembre, el Pleno del Senado aprobó, casi por unanimidad, con 101 votos a favor y dos en contra, la Ley Federal de Revocación de Mandato, “a pesar de los presagios de ruptura y de división en el Congreso”.

“En el Senado de la República hemos logrado cohesionar a nuestro Grupo Parlamentario y todos caminamos, con profunda lealtad, con el movimiento que encabeza el presidente López Obrador”.

“No nos debe de generar ningún problema, expresar que somos parte de un movimiento, que no somos un ejército de sueltos, sino que estamos en un movimiento, por simpatía, solidaridad y compromiso con el pueblo de México”, asentó.