El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que realizó un sobrevuelo con el empresario Carlos Slim para supervisar obras del Tren Maya, en el cual, indicó, “le tuvimos que sacar la vuelta a una tormenta”.

En conferencia de prensa matutina destacó que cada dos meses estará visitando la obra para revisar los avances del proyecto a los que invitará a cada uno de los dueños o representantes de las empresas contratadas con la finalidad de que se terminen las obras en tiempo y forma y se entregue concluido a finales de 2023.

“Ahí en Tenosique, Tabasco, volvimos a levantar el helicóptero, ahí se subió el ingeniero Carlos Slim (…) de Escárcega, un poco más adelante de Campeche, le corresponde a Grupo Carso. (…) Ahí sobrevolamos ese tramo, le tuvimos que sacar la vuelta a una tormenta, son muy buenos los pilotos de las fuerzas armadas”.

López Obrador destacó que está invitando a los dueños de las empresas porque el Ten Maya “es una obra que tenemos que hacer entre todos, nos están ayudando transportistas, los trabajadores de la construcción, autoridades municipales, gobernadores, la gente está ayudando mucho”, dijo.

Destacó que la obra comprende mil 500 kilómetros de vías férreas y al ser, dijo, “un tren moderno de más velocidad que se puede desplazar a 160 kilómetros por hora, requiere de una vía especial”.

Y es que de acuerdo con López Obrador, es necesario tener vigilancia en este proyecto para librar las circunstancias especiales de la zona como la falta de balasto para las vías pues se tiene que llevar desde Veracruz por barco. Además, se tiene que resolver la construcción de estaciones y rehabilitar las antiguas ciudades mayas.

“Entonces hay que hacer terraplenes, se están construyendo los durmientes de concreto y lleva una base de piedra, balasto que no hay en todo el sureste en la península. Hay que trasladarlo de bancos de piedra de la región de los Tuxtla, Veracruz, imagínense llevar el balasto, estamos hablando de mucho material que se van a llevar en barcos, en chalanes, todo esto se está trabajando. Al mismo tiempo que se están construyendo ya los trenes”, agregó.

El Presidente mencionó que esta obra es del pueblo de México porque se está pagando con recursos de la federación sin contratar deuda.

“No son concesiones, toda esta obra tanto los aeropuertos, el tren, todo queda como parte del patrimonio nacional. Entonces vamos a estar también a finales de octubre haciendo lo mismo para que a finales, diciembre de 2023 podamos inaugurar el Tren Maya”, abundó.

Agradeció las personas y ejidatarios que viven por donde pasa el tren “porque todos nos están ayudando, no hemos tenido ningún problema, no hay oposición, la gente está a gusto (…) son beneficios porque se están creando muchos empleos en la región”. 

El 3 de septiembre, López Obrador inició una gira privada por el sureste de México para supervisar los avances en las obras del Tren Maya. 

De acuerdo con la agenda preliminar, el Presidente realizará sobrevuelos sobre las obras para constatar el avance de una de los principales proyectos de infraestructura de este sexenio. 

La gira del mandatario inició en Tabasco y recorrerá otras entidades como Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. 

Fuente: Milenio