Luego de que el semáforo epidemiológico de la Ciudad de México regresó a color amarillo, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dio a conocer el plan para el regreso a clases presenciales de manera parcial.

A través de un comunicado, la Máxima Casa de Estudios señaló que estudiantes y personal docente serán convocados para concluir las asignaturas del ciclo escolar que requieren de actividades prácticas, clínicas, experimentales o artísticas, sólo en los casos que los Consejos Técnicos consideren pertinentes.

“Las actividades académicas a las que puedan ser convocados serán aquellas que hayan sido determinadas por los Consejos Técnicos respectivos como necesarias para continuar la trayectoria escolar”, se lee en el documento.

Detalló que las y los alumnos podrán ser convocados para el conocimiento y ubicación de las instalaciones universitarias, 10 días después de que el semáforo epidemiológico haya sido declarado en amarillo.

La institución aclaró que la inscripción y participación en actividades presenciales es voluntaria, sólo para aquellos miembros de la comunidad estudiantil que aún no reciben la vacuna contra la COVID-19.

“La Universidad exhorta a los estudiantes que no hayan sido vacunados a que lo hagan en cuanto les sea posible, ya que esta medida ha demostrado ser altamente efectiva para prevenir enfermedad grave y muerte”, señala.

Quien también quedará exento de participar en actividades presenciales es el personal académico y administrativo, siempre y cuando presente una constancia médica expedida por el ISSSTE, que explique la razón por la que no recibió una vacuna contra COVID-19.

Conforme las condiciones de la pandemia lo permitan, se irán incrementando las actividades escolares, sin embargo, señaló que efectuarán un plan para ello.

“Cuando se pueda aumentar el aforo de los salones de clase, la lista de estudiantes se dividirá procurando la alternancia presencial con la educación a distancia (semanas o periodos en línea con presenciales)”, agregó.