La Ciudad de México atraviesa por una de las crisis más severas de su historia reciente, que no sólo implica una debacle en nuestra Salud y economía; esta debacle ha sido un proceso de degradación continua y progresiva que ha ido afectando directamente la vida pública y la convivencia social en nuestra Ciudad, y no solo por la pandemia, sino también por la creciente inseguridad e ingobernabilidad que persiste en la mayoría de las Alcaldías. Esta crisis se ha exacerbado por falta de Políticas Públicas que mejoren efectivamente la situación de las colonias que conforman la gran metrópoli.

El actual modelo de gobierno camina hacia su fin, los chilangos nos hemos dado cuenta y abrimos los ojos ante los abusos y abandono, no solo del presidente de la República o de la jefa de Gobierno, sino también de los propios alcaldes de Morena que siguen pensando, que pueden tener de rehén electoral a la población a través de sus Programas Sociales.

La CDMX está muy maltratada por la falta de oportunidades, la falta de servicios básicos y la nula Visión de la jefa de Gobierno ante los cambios y las necesidades que se viven en una ciudad proteica, compleja y dinámica.

Aún con las deficiencias de una mala administración y los problemas que la rebasan, la CDMX tiene vida propia, piensa, actúa. Aquí se han dado muy diversas luchas que han marcado la historia del México moderno. Somos una Ciudad de Vanguardia, siempre poniendo el ejemplo, siempre saliendo avante ante todo tipo de situaciones. Y este 6 de junio no fue la excepción: los chilangos aprendimos del poder de nuestro Voto. Con él quitamos la confianza a los malos gobiernos, retiramos la representatividad a quien no la merecía y dimos un giro de 180° a todo. La correlación de fuerzas cambió radicalmente de la pasada elección a la que acaba de transcurrir.

El Frente Cívico Chilango nace del deseo de restaurar los lazos rotos entre la ciudadanía, entre los vecinos que convivimos a diario, entre los que transitamos en cada demarcación por la polarización persistente y diaria que se atiza desde el púlpito presidencial y que replican sus voceros y los gobiernos locales oficialistas. Desean encasillarnos en “Buenos y Malos”, “Fifís y Chairos”, o la última después de la elección: ¿De qué lado vives? ¿Del whisky o del Tepache? Porque el mapa de la CDMX quedó dividido a la mitad, Oriente u Occidente, como si así se hubiera predicho.

En el Frente Cívico Chilango estamos dispuestos a desarrollar nuestra capacidad de percepción, sensibilidad y adaptación como condiciones básicas en este ambiente  político tan cambiante, impredecible y turbulento. No solo buscamos acabar las malas prácticas existentes de los actuales gobiernos de Morena, también queremos demostrar lo que podemos hacer porque somos Distintos, porque podemos hacer las cosas de una forma distinta, rompiendo paradigmas establecidos por la actual clase política que gobierna esta Ciudad, buscando el bien común para todos y todas.

El Frente Cívico Chilango busca conjuntar todos los esfuerzos existentes de los diferentes Liderazgos sociales y actores políticos que han apoyado a los diversos Partidos de oposición, demostrando con ello que somos muchos más de los que nuestros adversarios piensan y que nos nutrimos de la pluralidad porque lo mejor de todo es que cada uno de nosotros, cada líder, cada actor político, aunque seamos distintos, podemos unirnos en las coincidencias, amalgamarnos y conjuntar esfuerzos.

Todas y todos cambiaremos la visión actual de hacer política y juntos saldremos adelante.

El Frente Cívico Chilango será promotor de la construcción de un Frente Opositor real en la CDMX, cimentado en una gran alianza que promueva, apoye y replique en sus demarcaciones los buenos gobiernos de nuestros compañeros que ganaron este 6 de junio y que han roto con las malas prácticas que han desvirtuado el quehacer diario de la clase política. Con la ley en la mano vigilaremos y señalaremos a las malas administraciones del nuevo partido oficial. Los vamos a enfrentar con el contraste entre gobernantes que escuchan a los ciudadanos y gobernantes que solo obedecen y reciben órdenes.

En virtud de lo anterior, quienes nos reunimos hoy, compañeras y compañeros dirigentes de Iztacalco suscribimos la intención de impulsar los siguientes planteamientos:

-Por un Iztacalco en donde la vida de cada uno de sus habitantes tenga valor humano en lo individual y en lo colectivo.

-Por impulsar una cultura de género que erradique la violencia hacia las mujeres y el maltrato infantil, así como el abandono a las personas con discapacidad y de la tercera edad.

-Por el apoyo irrestricto a las madres trabajadoras y la recuperación de estancias infantiles.

-Por impulsar acciones de compromiso con la educación en Iztacalco y por acercar a la infancia y juventud a la Ciencia y Tecnología.

-Por impulsar que la cultura llegue a todas y cada una de nuestras colonias, unidades habitacionales, pueblos y barrios originarios y se promueva la conciencia social

-Por coadyuvar con las autoridades federales y sanitarias para que los Iztacalquenses gocen efectivamente de su derecho a la salud y cuenten con servicios médicos y medicinas de acuerdo a sus necesidades con independencia de su condición económica.

-Por el fortalecimiento de la económica social, solidaria y local que ayude a combatir la pobreza y desigualdad social, facilitando oportunidades de trabajo y de emprendimiento para los Iztacalcanqueses.

-Por exigir a nuestras autoridades que de manera permanente se dote a los Iztacalquenses con más y mejores elementos de seguridad ciudadana, profesionalizándolos y dotándolos de las herramientas necesarias para su labor.

-Por la habilitación y modernización de las cámaras de videovigilancia, alarmas vecinales y un centro de monitoreo de primer nivel.

-Por servicios e infraestructura urbana digna de los Iztacalquenses.

-Por el cumplimiento pleno de los servicios en nuestros parques, bibliotecas, espacios deportivos y culturales.

-Por la dignificación de los derechos laborales. No permitiremos que se sigan vulnerando a los trabajadores de la Alcaldía.

-Por construir las expectativas de desarrollo personal y laboral, más favorables a nuestra juventud.

-Por impulsar la sana convivencia entre los vecinos y comerciantes en nuestras calles, encontrando consensos para una mejor utilización del espacio común y dignificando el comercio en la vía pública.

-Por consolidar una cultura del agua, lo que exige importante inversión pública para que, a partir de los nuevos modelos técnicos, tecnológicos y socioculturales, alcance a toda la población.

-Por generar una cultura de movilidad integral e integradora que involucre a peatones, ciclistas, motociclistas, automovilistas, transporte público y autoridades, en aras de mantener la más civilizada convivencia posible.

-Por un desarrollo urbano sustentable y responsable mediante el mayor cuidado del ecosistema y la creación de sistemas de aguas pluviales, respetando a la flora y fauna que existe en nuestra alcaldía. Se debe responder con sensibilidad, humanidad e ingenio para ofrecer soluciones al fenómeno de los animales en situación de calle.

-Por una vivienda digna para todos nuestros habitantes.

-Por impulsar un proyecto de rescate de nuestros pueblos originarios y barrios, fomentando los usos y costumbres culturales de sus habitantes.

-Por mantener un dialogo abierto y permanente de intercambio de ideas y opiniones con los partidos políticos y organizaciones sociales que convergen en nuestra alcaldía para encontrar consensos y soluciones a los problemas comunes de la Alcaldía.

-Por una ciudadanía pensante, analítica y activa