La apertura de fronteras de Canadá, que desde ayer permite la entrada de mexicanos vacunados bajo ciertas condiciones, llevará a Air Canada a aumentar sus vuelos desde la Ciudad de México con Toronto, Montreal y Vancouver. Sin embargo, la aerolínea descartó volar al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), y enfocará su estrategia de vuelos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y en destinos de playa.

“Respecto al AIFA, no lo estamos contemplando en este momento”, dijo en conferencia de prensa Luis Noriega Benet, director de ventas para América Latina y el Caribe de Air Canada. “Aún estamos haciendo estudios de viabilidad y de capacidad del AICM. Pero no está en nuestros planes”.

Para Air Canada, el mercado capitalino es uno de los más importantes. Noriega Benet afirma que la ruta Ciudad de México-Toronto fue una de las cinco a nivel mundial que la compañía no dejó de operar incluso ante la pandemia, impulsada por mercados como los viajes de negocios esenciales, de estudiantes y reuniones de familiares.

Por ello, para noviembre la aerolínea pasará de operar 15 a 28 frecuencias semanales desde la Ciudad de México, conectando con 14 frecuencias a Toronto y con un vuelo diario a Montreal y Vancouver.

El directivo explicó que las condiciones del gobierno canadiense son que los visitantes tengan un esquema de vacunación completo contra el COVID-19 con las vacunas aceptadas por las autoridades: Moderna, Pfizer, Astrazeneca y J&J.

A los visitantes se les pedirá que hayan transcurrido 14 días desde la última dosis para las vacunas de dos aplicaciones, y un mes para el caso de J&J.

Noriega Benet consideró que Air Canada podría recuperar el volumen de asientos disponibles de 2019 con México para finales de 2022. De momento, la aerolínea se enfocará en los vuelos desde México hacia Toronto, Vancouver y Montreal, y con otras como Calgary y Ottawa desde los destinos de playa.

Fuente: expansión