Al supervisar el avance de las obras de mejoramiento y ampliación del Hospital Pediátrico de Sinaloa, el presidente Andrés Manuel López Obrador refrendó el compromiso de regularizar la situación laboral de las y los trabajadores de la salud.

“Lo vamos a hacer poco a poco porque, como ya dije, son 86 mil. Bueno, esos fueron los que heredamos pero la Secretaría de Salud contrató 20 mil más que también son eventuales más los que contrató el Seguro Social y el ISSSTE pero vamos a basificarlos y vamos a ir de mayor antigüedad a menor antigüedad”, remarcó.

El jefe del Ejecutivo dejó claro que se acabaron las recomendaciones y las influencias, de manera que primero se otorgarán bases a los que tienen mayor antigüedad trabajando por contrato.

“No importan las influencias ni los liderazgos. Aquí es la justicia la que va a imperar siempre”, aseveró.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, destacó que el Hospital Pediátrico de Sinaloa estará completamente equipado y contará con 67 camas censables, 18 camas de observación, dos salas de choque y 34 consultorios de subespecialidades.

Se prevé que incrementará hasta 200 en beneficio de más de 600 mil personas de la entidad y de estados vecinos como Nayarit, Durango, Sonora y Baja California Sur, que no cuentan con seguridad social. Este hospital

El Hospital Pediátrico de Sinaloa es único en su tipo y brinda 84 mil consultas al año a pacientes desde cero a 18 años.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) realizó una inversión total de mil 238.4 millones de pesos para ampliar y equipar a el centro hospitalario.

Ofrecerá servicios de Pediatría, Traumatología, Medicina Interna, Infectología, Neumología, Neonatología, Gastroenterología, Laboratorio de Genética y de Biología Molecular, Unidad Hematológica y Unidad de Atención para Niños Quemados.

Presidente invita a gobernador Quirino Ordaz a participar en Gobierno de la Cuarta Transformación

Durante el evento, el presidente López Obrador anunció que extendió a Quirino Ordaz Coppel la invitación a trabajar en la administración federal cuando concluya su gestión como mandatario estatal de Sinaloa.

“Ha hecho un buen trabajo, (…) es un profesional, es un hombre de trabajo, tiene experiencia y se va a unir, se va a sumar a nuestro equipo para seguir transformando nuestro país”, expresó.

Acompañaron al presidente, el gobernador Quirino Ordaz Coppel y su esposa y presidenta del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Sinaloa (DIF) Sinaloa Rosy Fuentes; el gobernador electo de Sinaloa, Rubén Rocha Moya; el Director General del Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) Juan Antonio Ferrer Aguilar; el coordinador Nacional de Infraestructura y Rehabilitación de Establecimientos de Salud INSABI, Carlos Sánchez Meneses; el presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro; la directora del Hospital Pediátrico, Estela María Robledo Conde; el secretario de Salud de Sinaloa, Efrén Encinas Torres; el secretario de Obras Públicas de Sinaloa, Osbaldo López Angulo; el coordinador nacional médico del INSABI, Raúl Peña Viveros y el subsecretario de Salud de Sinaloa, José Mendoza Beltrán.