El viernes 17 de septiembre, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, tendrá que comparecer ante el Congreso de la Ciudad de México con motivo de su Tercer Informe de Gobierno; sin embargo, está latente la posibilidad de que el formato sea virtual —como ocurrió el año pasado— debido a un supuesto brote de contagios de Covid-19 en el recinto legislativo.

Así se acordó el domingo, luego de que la coordinadora de la asociación parlamentaria Mujeres Demócratas, Elizabeth Mateos, ventilará que del jueves pasado a la fecha se habrían confirmado 14 casos positivos de Covid-19, de los que cuatro serían legisladores y el resto, asesores y empleados administrativos del Congreso de la Ciudad de México.

Para el vicecoordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Jorge Gaviño, esto es una señal de que la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) pretende evitar que Sheinbaum Pardo acuda al Congreso capitalino, donde existe una nueva correlación de fuerzas tras los resultados electorales del 6 de junio.

“Morena pretende usar los supuestos contagios de pretexto para que la jefa de Gobierno no comparezca de forma presencial. Si fue un tema que le urgiera a Morena no les importaría que hubiera contagios, como ocurrió con el diputado (Alberto Martínez) Urincho, de Morena, que se retiró de la sesión extraordinaria del 30 de agosto porque dio positivo a Covid y nos reunimos al día siguiente, porque urgía supuestamente aprobar ciertas leyes”, acusó el perredista.

Hasta ahora no hay información oficial sobre cuántos contagios hay en el Congreso de la Ciudad ni quiénes serían los casos positivos de Covid-19, lo cual se podría aclarar en la reunión que tendrá esta tarde la Jucopo, para la cual se propuso que se dé un reporte pormenorizado del supuesto brote para evaluar la posibilidad de que se celebre el Informe de manera presencial, virtual o en fecha posterior, como lo sugirió el coordinador del PRD, Víctor Hugo Lobo.

La coordinadora de la bancada de Morena, Martha Ávila Ventura, defendió la posición de celebrar sesiones virtuales debido a que los organismos internacionales dicen que si se ha tenido contacto con una persona positiva, debe haber aislamiento de 14 días.

“Tiene que ver con privilegiar el cuidado de la salud de las personas ante todo”, expresó Ávila Ventura.

El coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), Christian von Roehrich de la Isla, también se manifestó en contra de la posibilidad de que el Informe sea virtual y no presencial.

El grupo parlamentario panista, dijo, “no convalida que Morena y aliados busquen sea un día de campo ni de luna de miel parlamentaria para ella al restringir el debate e intercambio de ideas con la oposición”.

El perredista Lobo Román planteó que al no tener la información de cuántos casos positivos a Covid-19 hay, se debe evaluar la posibilidad de una fecha posterior al 17 de septiembre: “en la Constitución local dice que la jefa de Gobierno tendrá hasta el 15 de octubre para presentar el Informe de manera invariable. Lo que propongo es: démonos tiempo para no presionar el tema del Informe”.

En tanto, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, inició desde el fin de semana la promoción de su Tercer Informe con el eslogan “La transformación avanza”.

En mensajes de redes sociales y cápsulas de video, la mandataria capitalina ha destacado obras como las dos líneas del Cablebús, la adquisición de nuevos trolebuses y autobuses de la RTP, así como la ampliación de tres líneas de Metrobús.

Fuente: forbes