Por: Fernando Moctezuma Ojeda – @FerMoctezumaO

Usted y yo lo comentamos en este mismo espacio hace ya un par de semanas: el interés del presidente López Obrador ya no está en la división social; esa ya la logró brutalmente. Ahora el objetivo es fragmentar al círculo opositor político, económico, empresarial y civil de México. 

Es decir: nunca le ha interesado si entre familias discuten por estar a favor o en contra de sus decisiones políticas; incluso se comportaba como el principal impulsor de estas diferencias personales, pero ahora el interés está en poner a pelear a quienes ya se habían aglomerado en un sólo dique de contención. 

La señal que envía con la ‘adopción’ del priista Quirino Ordáz es bastante clara: tiene el poder de atraer al actor que le dé la gana si alcanza el precio necesario, y si le resulta útil a sus fines. Y sembró la división en el PRI, que ya venía bastante derruido, por cierto, con la dirigencia de Alejandro Moreno.

En el PAN se la ponen más fácil, entre los firmantes de la Carta Madrid, las aspiraciones personales de Marko Cortés, que ya dejó de lado la dirigencia del blanquiazul, la ‘guerra de chistes’ que ha sostenido con Ricardo Anaya, pues no hay mucho que pedirle al Partido. En Av. Coyoacán 1546 están más preocupados por lo individual que por lo colectivo. 

Ya del PRD ni hablamos: el pobre desempeño de Jesús Zambrano se ha encargado de hacerlo cada vez más pequeño, y parece que no aprendieron nada en los años pasados cuando sus propias tribus se terminaron dividiendo, muchos de sus integrantes se terminaron yendo a Morena. Por eso cuentan el chiste de que la Banda del Recodo ya tiene más integrantes que el Sol Azteca militantes.

Hasta suena gracioso, pero en realidad es preocupante: López Obrador le dicta la agenda a todos los Poderes, y de ahí la Alianza sigue la línea que el propio Andrés Manuel quiere que sigan. 

Desde luego que la discusión es sana e incluso necesaria, pero la mella que logra inducir es, cuanto menos, alarmante. Tanto así que ya sabemos perfectamente quién será la candidata para 2024 bajo el emblema de Morena, y del ala opositora nadie termina de pintar, y sí se empiezan a jalonear unos con otros. 

Incluso algunos diputados del PAN barajan la idea de cabildear con integrantes, no sólo de Movimiento Ciudadano, que sería “natural”, sino también con el PT, el Verde y hasta con Morena. ¡Si no se pueden poner de acuerdo entre tres…!

Resulta urgente que la oposición se ponga seria y comience a lavar rostros con rumbo al 2024, y dejen de distraerse, como quiere el presidente, con revocaciones de chiste, y reformas innecesarias. De otra forma, simplemente seguirán siendo ‘la banca’ de comodines con la que seguirá jugando el inquilino de palacio. 

Una oposición pasiva es peor que una inexistente.

Dijo Winston Churchill que “un buen político es aquel que, tras haber sido comprado, sigue siendo comprable”. Yo: #SóloDigoLoQueVeo.

JUEGO DE CARTAS:

MENSAJES: El recién llegado Embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar abandonó a medio discurso el mensaje del presidente López Obrador cuando el tabasqueño comenzó a ‘pedir’ que nuestro vecino del norte “levantara el bloqueo” a Cuba, porque “se ve mal”. ¿Pero qué necesidad? //DAVOS: Luego de dos años suspendido por la pandemia de Covid-19, el Foro Económico Mundial regresará en 2022; previsto para llevarse a cabo del 17 al 21 de enero, donde los líderes del mundo se reunirán “para abordar las fallas económicas, ambientales, políticas y sociales exacerbadas por la pandemia”. //INCERTIDUMBRE: Entre los efectos de la pandemia y la pésima gestión gubernamental, la salida de capitales llegó a niveles de hace seis años, con retiradas de 220,858 millones de pesos, con lo que la tenencia de valores gubernamentales a cayó mil 670 billones de pesos, el monto más bajo desde agosto de 2013, de acuerdo con el Banco de México. //TRAICIÓN: La senadora zacatecana por Morena, María Soledad Luévano presentó una iniciativa que busca prohibir el comercio informal en todo el país, y plantea sanciones como multas y el retiro de la mercancía a los comerciantes. 

P.D: Un poco de sensatez no les vendría mal.