Ocho personas perdieron la vida, entre ellas el piloto y el copiloto, cuando el avión privado en el que viajaban se estrelló hoy contra un edificio de la localidad de San Donato, a las afueras de Milán.

De acuerdo con el Departamento de Bomberos local, el avión de turismo Piper se prendió fuego tras el impacto aunque se encontraba vacío.

El accidente ocurrió cerca de la estación de San Donato de la línea 3 del metro de Milán a las 13.09 hora local (11.09 GMT) y el piloto, el copiloto y los seis pasajeros, entre ellos un niño, murieron en el acto.

Investigan las causas del accidente mortal

Por ahora, se investigan los motivos por los que el avión que acababa de despegar del aeropuerto milanés de Linate y se dirigía a Olbia, en la isla de Cerdeña, se precipitó sobre edificio pocos minutos despué del despegue.

El inmueble de dos pisos se usaba como estacionamiento para coches y además se encontraba en restructuración por lo que no había nadie dentro, confirmó el alcalde de San Donato, Andrea Cecchi, al canal “Skytg24”.

Cabe destacar que el edificio quedó completamente destruido tras el impacto y las llamas fueron extinguidas tras la inmediata intervención de los bomberos.

Según testigos la espesa columna de humo oscuro se elevó desde el aparcamiento y se llegó a ver a kilómetros.

De acuerdo con algunos medios, las víctimas serían de nacionalidad francesa, pero esta circunstancia aún no ha sido confirmada oficialmente.

Fuente: EFE