En conferencia de prensa, el Coordinador Jorge Romero, así como las y los diputados del PAN, se pronunciaron totalmente en contra de la Reforma Eléctrica propuesta por el Ejecutivo porque atenta contra los principios constitucionales y de avance para el país.

Las modificaciones a la ley serían un grave atentado a los bolsillos de las y los mexicanos porque se dispararían los precios y afectaría las inversiones. En Acción Nacional no le darán la espalda a México y a su gente. El compromiso es defender y promover un modelo energético basado en energías limpias, en la que prevalezca la competencia económica para así bajar el precio al consumidor final: las familias mexicanas.

“El resultado va a ser que cueste más la producción de electricidad y, por lo tanto, cueste más para el consumidor final, para ti que nos escuchas, en tu recibo que te llega cada bimestre, a ti te va a costar más, porque desaparece órganos que surgieron a la existencia para, precisamente, regular cuando hay competencia, porque estamos convencidos que va a violar tratados internacionales”, señala Jorge Romero.

Las y los legisladores panistas están convencidos que las reformas constitucionales y más como la que planea el Presidente en materia energética, deben estudiarse con sumo cuidado y no se deben tomar decisiones al vapor, por ello, el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional condena el proceso que se ha llevado con la Reforma Eléctrica propuesta por el Presidente.

Se señaló que bajo ninguna circunstancia se permitirá que esta reforma sea aprobada al albazo. “No puede ser una reforma al vapor. No hay una peor conclusión potencial de pasar esta reforma que contaminar los pulmones de la sociedad, y que, en la incompetencia económica, suba la tarifa y que tú pagues más. Todo el país estuvo en contra de un gasolinazo, por lo que Acción Nacional estará en contra de un tarifazo”. Recalcó el coordinador de las y los diputados del PAN.

Acción Nacional lamenta la invasión de las facultades que el Poder Ejecutivo ha tenido con el Poder Legislativo, ya que, a menos de una semana de la presentación de la reforma, quieren discutirlas en el Pleno, pasando por alto todo el proceso legislativo. Es necesario escuchar a expertos en la materia energética y no dejar la discusión, y peor aún, la aprobación al vapor.

“Nosotros aspiramos que el Presidente de la Comisión de Energía convoque a Parlamento Abierto y que no se quede solamente en una discusión, insisto, de grupos parlamentarios, de partidos políticos, sino de especialistas y público usuario o cualquiera de la sociedad civil que tenga algo que decir, ese es el procedimiento que nosotros vamos a seguir”, dijo el coordinador.

Los integrantes del Grupo Parlamentario de Acción Nacional se definieron defensores del bienestar social y de la democracia y recalcó que la reforma implicaría desaparecer órganos eficientes, la pérdida de confianza en las inversiones, la salida de capitales y condiciones de precios injustos para los consumidores. Es decir, que se afectaría directamente al bolsillo de las y los mexicanos.

El coordinador del PAN también dijo que esta reforma rompería con la agenda 2030 de la ONU, de la que México es parte, así como con los acuerdos de París y el Tratado de Libre Comercio, el T-MEC.