El vocero de Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, afirmó que la iniciativa del Ejecutivo federal en materia energética busca que haya un sistema eléctrico nacional que beneficie a los mexicanos y genere las condiciones para ayudar a la transición energética.

En declaraciones a la prensa de carácter presencial, indicó que lo más importante en el debate de dicha iniciativa es que se haga conciencia, no se imponga nada y sean los ciudadanos testigos de cuál es el voto que van a tener los diputados al respecto. 

“Esperamos que haya un debate nacional de por qué debe haber esta reforma eléctrica, que la gente sepa cómo funciona, cómo le llega la electricidad a su casa, el costo que esto tiene y cómo hay un modelo que lleva a que haya algunas empresas que pagan muy poca luz, mucho menos de lo que paga un hogar mexicano, esa desigualdad o injusticia queremos cambiarla”, apuntó Ramírez Cuevas.

Explicó que con la iniciativa se busca tener un sistema eléctrico que funcione bajo el interés público y la conectividad, sin acabar con el mercado, “permitiendo que haya negocios con ganancias razonables, con una forma de distribución y generación que respete a los pueblos, la naturaleza, el presupuesto público y la lógica de la soberanía energética”. 

Mencionó que se está promoviendo la generación de energía limpia con las hidroeléctricas; “ahora se va a privilegiar este tipo de energías”. 

Destacó que es importante que la sociedad esté informada sobre qué se va a votar y por qué se va a votar, ya que es crucial lo que está detrás del debate, “qué tipo de sociedad tenemos, qué tipo de servicios debe ofrecer el Estado, y que es un factor muy importante para el desarrollo y la producción de la electricidad”. 

Ramírez Cuevas consideró que la energía debe ser accesible para todos, a precios justos y en un modelo donde todos ganen, “no solamente unos cuantos, como está establecido a partir de la reforma energética de 2013”. 

Aseguró que se van a respetar las inversiones, las plantas existentes y a promover que la generación de electricidad sea en beneficio de todos, y que en el caso de los negocios haya ganancias razonables y un sistema justo. 

Recordó que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se creó para fortalecer y nacionalizar la electricidad, porque “las empresas encargadas de su generación y distribución sólo estaban pensando en el negocio y se concentraban en las ciudades. Entonces para electrificar este país el Estado tuvo que hacerse cargo de esta tarea, a fin de tener un sistema eléctrico justo y asequible, con tarifas bajas”.

“Nosotros confiamos en que los diputados son personas responsables, conscientes y comprometidos con sus ciudadanos, y harán valer esos derechos, ese interés público en sus decisiones y si no, pues ahora sí que la nación se los demande”, concluyó.