A fin de reducir de reducir los tiempos de servicio que los militares deberán tener para participar en concursos de selección para obtener un rango superior, el Senado aprobó con 73 votos a favor y una abstención, una minuta que reforma los artículos 18, 19, 20 Y 34 de la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.  

Con ello, destacó el presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Higinio Martínez Miranda, se establece la posibilidad de que la SEDENA considere la participación de un mayor número de militares en las jerarquías de Teniente Coronel, Coronel, General Brigadier o de Grupo, de Brigada o de Ala.  

Sobre todo, para quienes, por presentar una condición de salud que, si bien no es buena, tampoco les ha impedido desempeñar con eficiencia y en igualdad de condiciones, funciones que les son propias de los militares de su escalafón. 

Por otra parte, con 79 votos, la Asamblea avaló las reformas a los artículos 191 y 193 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, a fin de establecer un aumento en el escalafón de los grados jerárquicos de Mayor a Teniente Coronel, para la coordinación de aspectos administrativos y logísticos presentes con mayor frecuencia en el servicio de música militar.  

Este proyecto, que envió la Cámara de Diputados, busca instituir un liderazgo entre aquellos coroneles de los servicios de la Fuerza Aérea Mexicana que han alcanzado el grado máximo en su respectivo escalafón, otorgando la jerarquía de General Brigadier en sus respectivos servicios a aquellos que, con esmero y profundo amor a la Patria, han dedicado su vida a prepararse para responder a las misiones que se les encomiendan.  

Además, con 79 voto a favor y una abstención, el Senado dio su respaldo a una minuta con proyecto de decreto para reconocer en la Ley de Educación Militar la existencia del Instituto Mexicano de Estudios Estratégicos en Seguridad y Defensa Nacionales, cuya misión es formar el capital humano con perspectiva y pensamiento estratégico y desarrollar y difundir estudios e investigaciones para fortalecer la cultura de seguridad y defensa nacionales. 

Se trata, de reconocer a aquellos institutos donde se impartan estudios a nivel doctorado, como una clasificación más de las instituciones del Sistema Educativo Militar, lo que generará capital humano altamente preparado en investigación y desarrollo doctrinario de la seguridad y defensa nacionales.  

Los tres proyectos fueron enviados al Ejecutivo Federal.