La presunta presencia de Salmonella Oranienburg en cebollas mexicanas exportadas a Estados Unidos y Canadá ya está siendo investigada por las autoridades del gobierno mexicano.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, las cebollas salieron de Chihuahua del 1 de julio al 25 de agosto. Las últimas cebollas exportadas datan del 31 de agosto.

Las cebollas pueden durar hasta tres meses almacenadas, por lo que las autoridades estadounidenses han abierto una línea de investigación en el caso.

A través de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la CDC, las compañías que adquirieron este tipo de cebollas fueron ProSource Produce LLC (en el estado de Idaho) y Keeler Family Arms (de Nuevo México).

Según la CDC, hasta el momento se han reportado 652 casos en EU relacionados a la Salmonella Oranienburg. 

En Canadá también se han reportado casos vinculados a la cebolla contaminada.

De acuerdo a la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFI), la compañía candiense Goodfood Market Corp, distribuyó este tipo de cebollas (blancas, amarillas y rojas) en las provincias de OntarioQuebecNew Brunswick y Nova Scotia.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), a través del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) abrió una investigación por la posible presencia de la bacteria en la cebolla cultivada en el estado de Chihuahua.

“Hasta el momento, ninguno de sus muestreos ha arrojado resultados que confirmen la presencia de Salmonella Oranienburg en cebollas frescas mexicanas”, se lee en un comunicado emitido el 21 de octubre.

Por su parte, la gobernadora de Chihuahua, Maru Campos, dijo que las cebollas contaminadas de salmonella no provienen de Chihuahua, sino de otro estado.

“Somos un estado responsable, con agricultores responsables (…) Así que si hubo un problema con gusto lo atenderemos”, comentó en una entrevista.

La Secretaría de Economía anunció el jueves que se suma a la pesquisa para esclarecer los casos de salmonella en EU y Canadá.

La Salmonella puede provocar diarrea, fiebre, dolor de estómago, náusea, vómito, dolor de cabeza y escalofríos. Los casos más graves se suelen presentar en niños y adultos mayores.

Fuente: 24 horas