La Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC (CESITMEC) del Senado de la República externó su preocupación ante la posible aprobación de incentivos fiscales para la compra de vehículos eléctricos producidos en Estados Unidos que el pasado 15 de septiembre propuso el Comité de Medios y Procedimientos de la Cámara de Representantes de los EU, como parte de las Recomendaciones Legislativas de la Reconciliación Presupuestaria para el ejercicio fiscal 2021-2022.

A través de un comunicado, la senadora del PRI y presidenta del Grupo Especial, Claudia Ruíz Massieu Salinas, explicó que la Sección 136401 del Subtítulo G de las referidas recomendaciones prevé que se les otorguen créditos fiscales a los consumidores estadounidenses que después del año 2026 adquieran automóviles eléctricos ensamblados en los EU y/o cuya batería sea manufacturada en ese país.

“Si bien se reconoce que dichas medidas buscan apoyar las acciones de la Administración Biden en contra del cambio climático, tal y como están presentadas, resultan contrarias a las reglas de valor de contenido regional acordadas en el T-MEC”, señaló.

La legisladora, declaró que la industria automotriz es uno de los pilares de la integración productiva de la región de América del Norte, y ha permitido la consolidación de fuertes cadenas de valor y cuyas exportaciones intrarregionales sobrepasaron en el 2020, los 200 mil millones de dólares.

“En este sentido, el T-MEC ha fungido como base de un nuevo entendimiento entre los países de la región con miras a fortalecer la integración regional e impulsar beneficios económicos y sociales para los tres países”, dijo.

Ante ello, la CESITMEC hizo votos porque la discusión del referido proyecto legislativo contemple medidas que consideren impulsar al sector automotriz en América del Norte y fomenten la competitividad regional. “La consolidación del comercio entre México, los EU y Canadá es una labor que requiere del sólido compromiso y de la voluntad plena de las partes y sus sociedades”.

Fuente: 24 horas