El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa informó que la administración estatal y las fuerzas castrenses ya iniciaron la demolición en la zona siniestrada  tras las explosiones ocurridas el domingo en San Pablo Xochimehuacán.

El gobernador confirmó el inicio demolición de viviendas ubicadas en la zona cero, además del revestimiento de la vialidad para agilizar la extracción de escombros.

Respecto a las personas damnificadas y los lesionados, en videoconferencia de prensa, el gobernador reportó que ya son atendidos en los albergues instalados y en hospitales de la Secretaría de Salud.

Al respecto, el secretario de Infraestructura, Juan Daniel Gámez Murillo actualizó que el incidente dejó daños en 262 viviendas, de las cuales 64 registran daños severos, por lo que son susceptibles a ser demolidas y reconstruidas; de aquellas que pueden habitarse inmediatamente, 77 ya fueron liberadas este martes (40 por ciento) y el resto serán entregadas en el transcurso de este miércoles, precisó.

Señaló que del total de inmuebles afectados, 255 han sido revisados y censados por las brigadas interinstitucionales que coordina el Sistema Estatal DIF, apuntó la secretaria de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral; las autoridades no han podido ingresar y evaluar las siete viviendas restantes por la ausencia de los propietarios.

Gámez Murillo indicó que continúa el acordonamiento de Calle Industria, Segunda Privada Benito Juárez y Primera Cerrada Ferrocarril, esto con el propósito de mantener el perímetro de seguridad para los trabajos de demoliciones, remoción de escombros, paso de maquinaria e intervención de inmuebles con daños menores.

El secretario explicó que el área roja comprende 11 mil 136 metros cuadrados, la zona naranja cuenta con una superficie de 31 mil 719 metros cuadrados y la zona verde representa 54 mil 051 metros cuadrados.

Fuente: ddmx