El ex director de Pemex, Emilio Lozoya fue a puesto a prisión preventiva justificada y permanecerá en el Reclusorio Norte.

Esto luego que durante la audiencia los Fiscales solicitaron revisar la medida cautelar de libertad condicionada en la que se encontraba Lozoya desde julio de 2020 cuando llegó a México extraditado de España.

Los fiscales argumentaron que el exdirector de Pemex cuenta con una red de ayuda, así como recursos económicos para fugarse de la acción de la justicia.

Con un semblante pálido al escuchar la decisión del juez, Lozoya tomó de la mando de su madre Margarita Austin, después se llevó en varias ocasiones la mano a la cabeza.

Durante la audiencia que tuvo una duración de cinco horas y que se efectuó en la sala uno del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Norte.

Antes de que se le dictará prisión preventiva el funcionario dijo que no se había fugado.

“Que se conozca la verdad, no evadí la justicia, estamos en diálogo con el criterio de oportunidad, estoy para responder… respeto la reparación del daño se ha hecho de buena fe, se ha avanzado, son temas complejos, el ánimo tanto en Agronitrogenados y este, Odebrecht, estoy dispuesto al acuerdo reparatorio”.

Respecto al trato especial, “está muy lejano a la realidad, mi mamá estuvo presa en Alemania, también en arraigo domiciliario, mi mujer tiene una orden de aprehensión, mi hermana tiene dos órdenes de aprehensión”.

El ex funcionario es señalado por lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa.

Fuente: 24 horas