Del 3 de noviembre de 2021 al 31 de marzo de 2022 se prevé la aplicación de más de 32 millones dosis de vacunas contra la influenza a personas con mayor riesgo de complicaciones, hospitalización y mortalidad por esta enfermedad, como:

Población pediátrica de seis a 59 meses, personas adultas mayores y mujeres embarazadas.

Personal de salud de área médica, paramédica, laboratorio, intendencia, administrativo y estudiantes que tengan contacto con pacientes.

Personas de cinco a 59 años con comorbilidades por enfermedades cardiacas o pulmonares congénitas, crónicas y con otros padecimientos que requieren el consumo prolongado de salicilatos.

Personas con diabetes mellitus en descontrol; obesidad mórbida (IMC>40); enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y asma; cáncer; padecimientos cardiovasculares, excepto hipertensión arterial esencial; insuficiencia renal; inmunosupresión adquirida por enfermedad o por tratamiento; y personas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

La población de seis meses a ocho años que no haya recibido nunca una vacuna contra influenza debe recibir dos dosis con intervalo de un mes entre cada una. Se suministrarán dosis anuales subsecuentes.

A partir de los nueve años, las personas con factores de riesgo recibirán una dosis anual sin considerar estado de vacunación previo.

El objetivo es vacunar al menos 70 por ciento de la población objetivo antes del 31 de diciembre, y cobertura total de este sector para el 31 de marzo de 2022.

Algunas de las dependencias federales que participan en la implementación de la campaña son: Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), IMSS-Bienestar, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio del Estado (Issste), Servicios médicos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Secretaría de Marina (Semar) y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

La Secretaría de Salud informa que no existe riesgo alguno de recibir las dos vacunas de forma simultánea; quien se vacunó contra COVID-19 puede aplicarse contra la influenza.