Un niño de 13 años murió al caer en una alcantarilla abierta de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

El menor, llamado Brian Emmanuel, salió de su casa el lunes en la noche para ir a la tienda. Cuando cruzaba la calle José Vasconcelos y el andador Gabriela Mistral, cayó en un agujero.

El infante recibió una fuerte descarga eléctrica al momento de caer en la alcantarilla, pues estaba mojada y llena de cables de alto voltaje.

Vecinos de la Unidad Habitacional Infonavit Chivería, en Veracruz, se percataron del cuerpo del menor y dieron aviso a los servicios de emergencia.

Integrantes de la Cruz Roja arribaron al lugar para rescatar a Emmanuel. Lo trasladaron a un hospital mientras intentaban reanimarlo. Pese a los esfuerzos de los paramédicos, el menor murió en el traslado.

La alcantarilla tenía una red de cableado de la CFE y no tenía tapa porque supuestamente había sido robada un par de semanas atrás, según testimonios de los vecinos.

No era la primera vez que se reportaba el robo de tapas de alcantarillas de la CFE en dicha zona.

Al respecto, la CFE lanzó un comunicado en el que informa sobre el robo de tapas metálicas en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río-Medellín.

Según el comunicado, no se reportó ningún robo en la ubicación donde ocurrió el accidente.

No obstante, la CFE se hará responsable de los daños causados al menor y brindará apoyo a sus familiares, dice.

Fuente: 24 horas