En la sesión de este martes, la presidenta del Senado de la República, Olga Sánchez Cordero, celebró el esfuerzo que han hecho las instituciones del Estado mexicano para lograr que este miércoles entre en vigor la segunda etapa de la implementación de la reforma en materia laboral, en 13 entidades federativas.

Sánchez Cordero consideró que los nuevos modelos de justicia que se establecen en dicha reforma habrán de mejorar la calidad de nuestra democracia y beneficiarán los derechos de las personas en lo individual y en lo colectivo, además de que favorecerán la libertad sindical y la libertad de empresa.

Los estados donde entraron en vigor las disposiciones de la segunda etapa son: Veracruz, Aguascalientes, Guanajuato, Morelos, Oaxaca, Puebla, Baja California, Guerrero, Tlaxcala, Querétaro, Colima, Quintana Roo y Baja California Sur.

“Los esfuerzos por resolver los conflictos de manera ágil y efectiva es un reto que se ha asumido en beneficio de la ciudadanía”, concluyó.