El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó que los estados y municipios reciben puntualmente los recursos federales que les corresponden con base en lo que establece la ley, sin retrasos ni condiciones.

“Esto obedece a una legislación que se aprobó en distintos momentos. En 2007, en 2013 y nosotros no hemos cambiado ese marco legal. Lo que hemos hecho es cumplir con las fórmulas de entrega de los fondos y lo hacemos de manera puntual, no se le retrasa el pago a los estados y a los municipios. Estamos al día”, remarcó.

Al presentar un informe detallado del gasto federalizado con la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez Ceja, el mandatario anunció que en 2022 incrementarán los montos asignados, de modo que “van a llegar más fondos, más recursos, más dinero a los estados y los municipios”.

El jefe del Ejecutivo sostuvo que en todo momento se respeta la autonomía de las entidades federativas y su uso del presupuesto.

“La mayor parte de estos fondos se envían sin condición. No van etiquetados. Llegan a los estados y como las entidades federativas son libres y soberanas, son sus poderes locales los que deciden cómo utilizar el presupuesto. No se les obliga a ejercer el presupuesto en determinados programas. Eso lo deciden las autoridades porque son autónomas, porque son independientes, son gobiernos soberanos”, enfatizó.

Recordó que la federación obtiene ingresos de la recaudación del IVA e ISR y mediante la Ley de Coordinación Fiscal distribuye los recursos a estados y municipios; previó que el siguiente año sean entregados más de 2 billones de pesos.

Independientemente de las participaciones federales, dijo, los estados tienen ingresos propios y hay entidades que dependen mayormente del gasto federalizado, algunas hasta en un 95 por ciento.

El presidente llamó a los gobiernos estatales a hacer un esfuerzo por tener una recaudación propia que les permita generar más recursos para atender las necesidades de la población.

“Entre más ingresos propios tiene un estado, más posibilidades de contar con presupuesto y de actuar con independencia, no depender de la Secretaría de Hacienda y hay formas de obtener ingresos adicionales, por ejemplo, si se cobra bien el predial. (…) Si una empresa tiene vinculación con los gobiernos, pueden no estarles cobrando lo que les corresponde pagar en predial, en agua, en nómina y son ingresos locales, estatales, municipales”, apuntó.

Llamó a ejercer el presupuesto con austeridad, sin lujos ni gastos superfluos con el propósito de ahorrar y, por otro lado, a erradicar la corrupción.

En conferencia de prensa matutina la subsecretaria explicó que los cálculos de distribución de los fondos se actualizan conforme el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publica la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE); se considera a la población como variable fundamental en la distribución de recursos.

El total de participaciones y montos que reciba cada entidad puede verse modificado por el cambio de los coeficientes indicados en la Ley de Coordinación Fiscal. Por ejemplo, los indicadores poblacionales: entre el cuarto trimestre de 2020 y el primer trimestre de 2021, se observaron cambios en la proporción de la población total en las entidades.

La Ley de Coordinación Fiscal señala que las entidades federativas transfieren recursos de participaciones a municipios y alcaldías.

La distribución del gasto federalizado o participaciones se lleva a cabo una vez que la Cámara de Diputados autoriza el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), acotó la subsecretaria.