El Senado de la República se pronunció en contra de las acciones vandálicas cometidas el pasado miércoles, 3 de noviembre, en el teatro Fernando Calderón, de la Universidad Autónoma de Zacatecas, donde el senador Napoleón Gómez Urrutia presentaría su más reciente libro. 

Además, manifestó su solidaridad con el senador, hizo una enérgica condena a los episodios violentos y un llamando para mantener el estado de derecho y por velar siempre por un estado democrático y por la libre manifestación de las ideas de manera pacífica.  

El pronunciamiento de la Mesa Directiva, al que se le dio lectura en la sesión de este jueves, señala que estos actos perpetrados por una turba de manifestantes dañaron una de las puertas principales del emblemático inmueble histórico, declarado patrimonio de la humanidad por la Organización de las Naciones Unidas. 

Además, se subraya que las agresiones pusieron en peligro la integridad de Gómez Urrutia y al público presente en el acto cultural.  

“El Senado de la República se pronuncia en contra del uso de la violencia en cualquiera de sus formas y porque se haga uso privilegiado de las soluciones a través del diálogo”, concluye el posicionamiento.  

En su intervención, el senador Napoleón Gómez Urrutia, de Morena, agradeció el respaldo de las y los legisladores, e hizo un llamado para que el Senado y ninguna institución permitan que la violencia y provocación bloqueen la transmisión de ideas, los actos culturales y educativos.