El Senado de la República pidió al Instituto Nacional de Migración (INM) un informe sobre la investigación relacionada a la actuación de servidores públicos, por las presuntas violaciones a los derechos humanos de migrantes en la frontera de Chiapas, el pasado 28 de agosto de 2021.

El reporte, se agrega en el dictamen, debe incluir las investigaciones posteriores a tal acontecimiento, en las que estén involucrados servidores públicos de dicho Instituto, que han intentado contener los flujos migratorios que han ingresado a nuestro país por la frontera sur. 

La Asamblea también solicitó al INM que genere los mecanismos necesarios para garantizar y asegurar la integridad y el respeto de los derechos humanos de niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres migrantes que se encuentren en nuestro país.

La senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, de Morena, comentó que los flujos migratorios han cambiado y han demostrado que debemos enfrentarlos de formas diferentes, pero siempre con el objetivo de proteger los derechos humanos de las personas que se movilizan.

Pues en la mayoría de los casos, los migrantes no sólo ven a México como un país de tránsito, sino de destino, por lo que “debemos crear las mejores condiciones para brindarles un trato digno y respetuoso”, manifestó la presidenta de la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios.

Su compañera de bancada, Nestora Salgado García, aseguró que es momento de promover, proteger, respetar y garantizar los derechos de las personas migrantes, y que es urgente instrumentar acciones para enfrentar este fenómeno desde una perspectiva basada en la protección de los derechos humanos.

De Acción Nacional, la senadora Gina Andrea Cruz Blackledge dijo que las autoridades deben investigar las posibles violaciones cometidas contra las personas que atraviesan nuestro país y “castigar de forma ejemplar a quienes han incurrido en actos de barbarie contra seres humanos, cuyo único ideal es tener mejores condiciones de vida”.

Rogelio Israel Zamora Guzmán, senador del PVEM, afirmó que la propuesta es un acto de congruencia, ya que el trato que demandamos para nuestros connacionales en el extranjero es el mismo que debemos brindarle a los migrantes que cruzan por territorio nacional. Es necesario darles un trato humano y respetuoso, asentó.

En tanto, el senador de Movimiento Ciudadano, Juan Zepeda, afirmó que México está equivocando la aplicación de la política migratoria y no está cumpliendo con los tratados internacionales, pues “le hemos fallado a estas personas que huyen de la pobreza, marginación y delincuencia, ya que hoy tenemos migrantes asesinados y familias separadas”.

Emilio Álvarez Icaza, senador del Grupo Plural, denunció que la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración forman parte de los organismos con más denuncias por violaciones a derechos humanos, lo cual no abona a afrontar la crisis migratoria. “México se ha convertido en el muro de Trump”, afirmó.

En otro de los dictámenes aprobados en la sesión de este jueves, el Senado pidió a la    Secretaría de Gobernación que, a través de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) y del Instituto Nacional de Migración, proteja y garantice los derechos humanos de las personas inmigrantes que han ingresado por la frontera sur de nuestro país.

Y que, en la medida de sus capacidades, dicha Secretaría agilice los trámites y procedimientos con el objetivo de que atiendan oportunamente las solicitudes de refugio. 

Además, exhortó a la Cámara de Diputados para que en el proceso de análisis, discusión y aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2022, asigne un mayor presupuesto para el adecuado funcionamiento de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados.

En el documento, las senadoras y senadores reconocieron los esfuerzos que la COMAR realiza; sin embargo, dijeron que ha visto limitada en sus recursos, lo cual ha repercutido en los procesos y en las resoluciones que emite, por lo que es de vital importancia que se destinen más recursos para su desempeño.