La caravana migrante que avanza por el sur del país está compuesta por un aproximado de mil 200 personas, quienes actualmente recorren el estado de Oaxaca, informó este viernes el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández.

“La caravana migrante está compuesta aproximadamente mil 200 personas de diferentes orígenes, se encuentra en el estado de Oaxaca. Ayer recorrieron 22 kilómetros de Zanatepec a Santiago Miltepec ahí en Oaxaca. Está dividida en dos partes pero sobre la misma ruta. Algunos llegan dos o tres horas antes, los últimos llegaron a eso de las 9 de la noche y está previsto que hoy caminen 25 kilómetros”, explicó el funcionario durante la conferencia de prensa matutina.

López Hernández aseguró que los migrantes son asistidos en todo momento por el Instituto Nacional de Migración, así como por organismos de salud y de tránsito de las entidades que recorren.

“Aproximadamente 800 han sido conducidos por el instituto de migración a petición de los mismos integrantes de las caravanas y se les están haciendo el trámite correspondiente para regularizar su situación de estancia en lo que se decide si procede si se quedan de manera permanente en el país”, apuntó el titular de la Segob.

La caravana migrante que lleva casi 20 días recorriendo el sur de México y avanza ya desanimada y cada vez más enferma, mientras busca mantenerse intacta.

El grupo, que ya ha avanzado casi 330 kilómetros desde su arranque en Tapachula, Chiapas, llegó a la colonia Río Ostuta desde el municipio de Santo Domingo Zanatepec, tras avanzar otros ocho kilómetros a pie.

El miércoles, el INM señaló también que un total de 800 migrantes de la caravana habían regularizado su situación en el país en las últimas horas apoyados por las autoridades y, a raíz de ello, ya habían abandonado el contingente.

Pero estas noticias han sido rechazadas por activistas, quienes hablan de detenciones, pero también de nuevas adhesiones al contingente.

José, un migrante hondureño de 32 años, dijo que no caerá en el “engaño”.

“No, eso del Grupo Beta (un grupo de apoyo del INM) es mentira. Tienen un montón de gente encerrada, a veces solo lo engañan a uno. Yo voy a seguir”, aseguró el hombre.

Fuente: EFE