En el PRI, destacaron las y los diputados coordinados por Rubén Moreira, siempre estaremos del lado de la buena política, de llegar a acuerdos, debatir con sustento, siempre apegados al análisis y al bienestar de la población.

Por medio de un comunicado enfatizaron que en el recinto legislativo “siempre sobrarán las palabras que violenten la dignidad y aludan a la falta de respeto a nuestras compañeras diputadas”.

La laboral legislativa, apuntaron, debe estar siempre conducida por el respeto a la dignidad, a las mujeres, la inclusión, la sororidad y la empatía; ajena a la violencia política de género y en contra de los abusos e insultos perpetrados por integrantes de esta Asamblea.

“En vez de cerrarse a debatir, cierren la puerta a la violencia verbal en nuestra Cámara de Diputados, lugar de donde emanan las leyes y que exige un buen comportamiento ciudadano, ético y con disciplina epistolar”, exigieron las y los integrantes de la bancada del PRI a las fracciones parlamentarias que han caído en provocaciones.