Lewis Hamilton deberá salir último en el Sprint (20.30 horas) del Gran Premio de Brasil 2021, tras ser condenado por los comisarios de la FIA a la sanción máxima prevista de «descalificación», después de que su DRS (la pieza móvil del alerón trasero que se abre en la rectas para ganar velocidad), excediera la apertura máxima de 85.mm.

Además de esa sanción, a Lewis se le aplicarán en la carrera del domingo (18.00 horas) los cinco puestos de sanción por cambiar el motor antes del inicio del viernes.

Mercedes no apelará

El equipo de Brackley ha confirmado que no apelará la inflexible decisión: «Queremos ganar el Mundial en la pista, han señalado en un mensaje en Twitter.

Segunda descalificación de Lewis en la F1

Esta es la segunda vez que al heptacampeón se le descalifica de una sesión desde su debut en 2007. Sucedió en el Gran Premio de España de 2012, cuando su McLaren Mercedes no tenía disponible el litro de gasolina reglamentario para tomar la muestra, por lo que fue enviado, como hoy, al final de la parrilla. Se acaba así con el mito de que Hamilton nunca es sancionado por los comisarios, que algunos quieren hacer creer a los aficionados.

Ahora, para seguir vivo en el Mundial se le planea una doble remontada, la del sábado, donde intentará en 24 vueltas ganar puestos para llegar lo más arriba, y la del domingo, donde se le sumarán otras cinco plazas de sanción (motor), para intentar que Verstappen no se marche de Interlagos con más de 35 puntos a falta de 3 carreras para el final.

Fuente: Marca