Establecer reglas claras y un mecanismo confiable y transparente para la selección de candidatos, será la “prueba de fuego” de Morena para el proceso electoral de 2022, en el que se renovarán seis gubernaturas, advirtió el líder de la bancada de ese partido en el Senado, Ricardo Monreal Ávila.

Ante ello, expresó su preocupación por la designación de quienes competirán por este partido en las elecciones que se llevarán a cabo en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas, estados en los que se renovará el Poder Ejecutivo local:

“Espero que tengamos una buena elección interna”, para que no se registren situaciones de preocupación, “de división y de ruptura al interior de Morena y sus aliados”.

Al señalar que la base fundamental de cualquier gobierno y partido democrático es la designación de candidatos a puestos de elección popular; enfatizó que, hay que cuidar la transparencia en la contienda interna, para que deje satisfechos a todos los aspirantes, a fin de evitar cualquier división o ruptura.

En entrevista, luego de asistir al informe del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, el legislador consideró que el gran reto de la dirigencia y de los órganos internos, entre ellos, el Consejo Nacional de Morena, es fijar reglas claras “para que no haya pretexto de fugas, de divisiones y de deserciones”.

El legislador, advirtió que en el procedimiento de selección de candidatos radica la unidad del movimiento; “la encuesta, para mí, debe ser sólo un insumo de la decisión”, pero no resuelve, porque es un mecanismo desgastado y “si no es transparente, si no se aclara y no se firma por todos los aspirantes, me temo que puede resultar en una escisión” interna.

Monreal Ávila dijo que en el caso de Oaxaca se espera que se inscriban cerca de 20 aspirantes a gobernadores.

“Algunos nomás se inscriben para el reintegro, que es una fórmula de la Lotería Nacional para sacar un cachito”, para negociar posiciones, en su momento, no porque tengan la fuerza para poder ser candidatos.

Fuente: 24 horas