Enrique Graue, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), convocó a los Consejos Técnicos e Internos de las entidades académicas a acelerar el regreso a las actividades presenciales, antes de que concluya el ciclo escolar.

El rector pidió a los Consejos llevar a cabo las adecuaciones pertinentes para el retorno seguro a la máxima casa de estudios, “a fin de que el resto del estudiantado, personal académico y administrativo tengan la oportunidad de volver a la actividad presencial en este fin del ciclo escolar“.

Resaltó que para el regreso serán indispensables las siguientes medidas:

  1. El uso obligatorio del cubrebocas en todos los espacios confinados, incluidos medios de transporte de la Universidad. En espacios abiertos y en ausencia de compañía de otras personas el uso del cubrebocas no es mandatorio.
  2. Procurar la ventilación de los espacios cerrados, favoreciendo la ventilación natural a través de puertas y ventanas.
  3. El diseño de los horarios de clases y demás actividades presenciales deberá realizarse bajo criterios de seguridad que eviten aglomeraciones y la permanencia excesiva de personas en los recintos.
  4. Estimar la sana distancia presencial con criterios más flexibles y adecuados a las necesidades en salones, laboratorios, cubículos, auditorios, áreas comunes y transporte universitario.
  5. Limpiar periódicamente las superficies.

Ante el llamamiento de Enrique Graue, la UNAM subrayó que el impacto de la reapertura de las actividades presenciales en la universidad no ha provocado aumento en los contagios.

Además, informó que la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus determinó que la condiciones actuales son favorables para acelerar el regreso a las actividades cotidianas, incluso para las personas con comorbilidades.