HÉCTOR MOCTEZUMA DE LEÓN

Si las versiones que circularon anoche, en el sentido de que los dos marinos levantados en Zapopan, Jalisco fueron encontrados sin vida, se confirma, que eso no es resultado, sino de una pésima estrategia de seguridad del actual gobierno.

En diciembre de 2009, como consecuencia de operativo en el que fue ultimado, Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, el líder del cártel de Los Beltrán Leyva, en Cuernavaca, Morelos, unos días después en Paraíso, Tabasco fueron asesinados Melquiset Angúlo Córdova, quien presuntamente estuvo en el operativo y acribillaron a varios miembros de su familia.

Los marinos levantados posterior a la detención de Rosalinda González, esposa de Nemesio Oseguera, “El Mencho”, es resultado de una falta de una estrategia que permita proteger a los miembros de las fuerzas armadas, policías estatales o del ejército, después de un operativo de este calibre.

Quienes manejan la seguridad en el actual gobierno deben tener muy claro que siempre que hay un golpe fuerte en contra de unos de los cárteles que operan en México, se deben tomar todas las precauciones para evitar una reacción que lo mismo puede afectar a soldados, guardianes, marinos y policías, hasta algunos que nada tuvieron que ver en el operativo.

No es difícil establecer una estrategia que permita la protección tanto de los efectivos que participan en los operativos, o los que tienen otras funciones en la zona. Está claro que los delincuentes no se quedan con las manos cruzadas cuando les dan un golpe.

¿Entonces por qué no establecer un protocolo para que los delincuentes no tengan la posibilidad de ir por la venganza como presuntamente fue el cártel Jalisco Nueva Generación en contra de los elementos de la Marina que ahora se encuentran desaparecidos.

A punto de cumplir tres años del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, queda claro que la “estrategia” de “abrazos no balazos”, simplemente no funciona. Tampoco se ha logrado arrebatar a los cárteles que ven en esas actividades delictivas una forma de vida a la que nunca pensaron llegar.

En Michoacán, Jalisco y en Zacatecas ya no quieren abrazos, quieren que se ponga fin a la violencia que los tiene hasta el gorro.

*****

¿Será que el triunfalista jefe policiaco Omar García Harfuch está enterado de que sus elementos, sobre todo los de Tránsito, afilan las uñas para atracar a los ciudadanos, que reciben sus aguinaldos en los próximos días? Según el Secretario de Seguridad Ciudadana del gobierno de la Ciudad de México en la capital del país los delitos han disminuído en un 40 por ciento, pero como dice el Presidente, los capitalinos tienen otros datos…¿También Carlos Joaquín González, presidente? Sí Andrés Manuel López Obrador llama al gobernador de Quintana Roo a colaborar en el gobierno de la 4T, con qué cara nos habla de su lucha en contra de la corrupción.. ¿Tiene los méritos Joaquín González? Pues no…Y en el caso de Quirino Ordaz quien el presidente quería para embajador en España, quedará congelado luego de que el ex gobernador de Sinaloa asistió a la boda de la muerte política en Antigua, Guatemala…Los ejidatarios del ejido Pino Suárez de Tulúm, Quintana Roo están preparando una demanda en contra de los magistrados del Tribunal Superior Agrario y están dispuestos a todo con tal de defender su patrimonio, el cual cada vez está más en riesgo por la omisión y negligencia de dicho tribunal.

circuitocerrado@hotmail.com @HctorMoctezuna1