El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) rechazó el informe de la ONU, que sostiene, que en México continúan las desapariciones forzadas, pues aseguró que en su gobierno se creó un mecanismo para búsqueda, además de que se evita que haya más casos.

«Si la ONU dice lo contrario tendría que presentar las pruebas y nosotros aplicarnos. Ahora no es igual que antes, ese es un problema que tenemos de que como venía un régimen autoritario y corrupto predominando se quedó esa idea de que somos iguales, ya no hay mátalos en caliente, ya no hay masacres, no se reprime al pueblo, no hay impunidad, cero impunidad. No hay ningún vínculo de complicidad con la delincuencia organizada ni con la de cuello blanco”, aseguró.

En conferencia de prensa desde el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, el Presidente sostuvo que se ha realizado un trabajo como nunca en esta materia, como parte de sus compromisos y pidió a la ONU apoyar a México.

El Comité de la ONU contra las Desapariciones Forzadas expresó el pasado lunes su preocupación por la situación de este tipo de delitos en México, e instó a las autoridades “a localizar rápidamente a los desaparecidos, a identificar a los fallecidos y a tomar medidas rápidas para investigar todos los casos”.

Asimismo afirmó que, contrario a la creencia de muchos funcionarios de los Gobiernos Federal y Estatales de México, el problema de la desaparición forzada no es una cosa del pasado, sino, al contrario, es un tema que persiste, debido a que los niveles de impunidad en el país son casi absolutas.

Fuente: 24 horas