El Sindicato de Trabajadores de la Cámara de Diputados cerró los accesos al Pleno debido a exigencias laborales incumplidas, lo que obligó a que la presidenta en turno de la Mesa Directiva, Marcela Guerra (PRI), a decretar un receso.

El secretario general del sindicato, Jesús Salvador Aguilar, dijo que entre las exigencias es que la Cámara absorba el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por el pago del aguinaldo, lo cual, sostuvo, es una prestación de la que gozan.

Reclamó que tampoco les han dado respuesta favorable respecto a los pagos complementarios de primas vacacionales, estímulos por antigüedad y gratificación por fin de legislatura.

El líder sindical señaló que el Comité de Administración rechazó darle solución a sus demandas y luego de acudir a la sede de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y no ser recibidos, tomaron la decisión de cerrar los accesos al Pleno.

Por la mañana los sindicalistas intentaron ingresar por la puerta principal pero el personal de resguardo se los impidió, como también lo hizo en la entrada de la Jucopo.

El presidente de la Mesa Directiva, Sergio Gutiérrez Luna (Morena), anunció en su cuenta en Twitter que tomó la decisión de reanudar la sesión hasta mañana.

Fuente: 24 horas