Con 486 votos a favor, cero en contra y una abstención, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó reformas a su Reglamento, con el objetivo de regular las reuniones en conferencia con el Senado de la República. Se instruyó su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Las modificaciones a los artículos 149, 158, 161, 168 y la adición de un artículo 171 Bis, establecen que, para el cumplimiento de sus tareas, las comisiones ordinarias de dictamen podrán realizar la coordinación de actividades con comisiones de la Cámara de Senadores para trabajar en conferencia.

Asimismo, las juntas directivas de las comisiones podrán proponer la coordinación de actividades con otras comisiones o comités de la Cámara de Senadores, así como la realización de reuniones en conferencia.

Indica que el programa anual de trabajo de las comisiones ordinarias de dictamen deberá contener en sus criterios generales para la metodología de trabajo, en su caso, la coordinación de actividades con comisiones de la Cámara de Senadores para el trabajo en conferencia.

Define que serán reuniones en conferencia aquellas que se realicen entre las comisiones de la Cámara de Diputados y las correspondientes de la Cámara de Senadores, para analizar de manera conjunta iniciativas, proyectos de ley o decreto u otros asuntos, cuya tramitación se considere necesario agilizar.

Además, las reuniones en conferencia se realizan previo acuerdo con la colegisladora, en los términos de la normatividad interna de cada Cámara. La propuesta para el acuerdo de reuniones en conferencia será aprobada por la Junta e incluirá, al menos, el programa de actividades, calendario de reuniones, así como las reglas para su conducción y desarrollo.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Régimen, Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, diputada Sonia Rocha Acosta (PAN), explicó que el dictamen plantea una problemática que existe y requiere de una debida solución.

“Dicho conflicto se refiere al hecho de que las comisiones de una u otra cámara atiendan y resuelvan temas en común, pero en diversas ocasiones no se comunican o coinciden en tiempos en virtud de no trabajar en coordinación y con un programa de actividades previamente acordado”, expuso.

Refirió que en el caso de la Cámara de Senadores su reglamento sí regula el tema; lo que significa que la Cámara de Diputados tiene pendiente incorporar normas al respecto para tener sus propios parámetros que permitan una comunicación formal con las comisiones de la Cámara alta cuando así lo determinen e impulse sus comisiones.

La diputada Karen Michel González Márquez (PAN) señaló que la modificación al Reglamento es para impulsar la coordinación entre el trabajo de las comisiones de dictamen legislativo y, eventualmente, los dictámenes aprobados entre las cámaras tanto de Diputados como de Senadores.

“Es impulsar la creación del trabajo temático por comisiones entre ambas cámaras, donde también podrán participar especialistas en los distintos temas para que las iniciativas vayan con un análisis técnico mucho más profundo y consensadas entre la diversidad parlamentaria”, añadió.