La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) anunció que se mantendrán sus tasas de interés sin cambios, en el rango de 0% a 0.25%, hasta que el mercado del empleo mejore, además que adelantará algunos meses el final de su programa de compras de activos, abriendo así la puerta a tres aumentos de su tasa de referencia en 2022, con la mira puesta en combatir la inflación.

La inflación en Estados Unidos estará por encima de lo esperado, en 5.3% en 2021 y 2.6% en 2022, indicó la Fed al término de su última reunión de política monetaria del año.

Así, para contrarrestar la inflación, pondrá fin a sus compras de activos en marzo, tres meses antes de lo inicialmente anunciado, lo cual le permitirá aumentar luego su tasa de referencia.

Los directivos de la FED acordaron por unanimidad que los incrementos comiencen en 2022 y se produzcan hasta tres subidas. El alza generalizada de precios al consumo, más persistente de lo esperado, golpea duramente a las familias de Estados Unidos.

La institución se mostró “dispuesta” a ajustar las compras de bonos y títulos si se justificara por cambios en “las perspectivas económicas”.

La bolsa de Nueva York terminó al alza el miércoles, saludando la actitud determinada de la Reserva Federal (FED, banco central) contra la inflación. Todos los ojos apuntaban a la FED, que no decepcionó a los mercados al adoptar una política firme con relación al alza de precios en Estados Unidos.

Fuente: AFP