Sobre el dragado de ríos, el secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, expuso que, en colaboración con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se terminó de dragar la desembocadura del río Grijalva y se encuentran haciendo trabajos en el río González.

Agregó que la Marina también colabora en Hidalgo con el dragado del río Tula. Se espera concluir en febrero de 2022. En Sinaloa se draga el río que lleva el mismo nombre y está ubicado en Guasave.

Ante representantes de los medios mostró la draga de última generación adquirida en Países Bajos. El 10 de diciembre arribó a Veracruz. Tuvo un costo cercano a los 500 millones de pesos.

Resaltó que en México se construyen cinco dragas similares con un costo menor, que oscila entre los 350 millones y 400 millones de pesos. En 2022 y 2023 estarán funcionando.

“Estamos apostando que México llegue a ser independiente en el dragado. ¿Qué se hacía antes? Se licitaba a través de empresas extranjeras. (…) Hoy en día con esta repotenciación de dragado de equipo mexicano no vamos a necesitar ya de ese dinero que se puede usar en otras cosas”, aseveró.

Acompañaron al presidente, el gobernador de Tabasco, Carlos Manuel Merino Campos; el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández; la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez y el comandante de la Guardia Nacional, Luis Rodríguez Bucio. Además asistió la presidenta municipal de Centro, Yolanda Osuna Huerta.