La FIFA ratificó el castigo de dos partidos a puerta cerrada y sin aficionados para la Selección Mexicana por los gritos homofóbicos que se escucharon en el estadio Azteca durante los partidos ante Canadá y Honduras de la Eliminatoria Mundialista.

La apelación que presentó México no prosperó y la respuesta fue que “La Comisión de Apelación de la FIFA ha decidido confirmar la decisión de la Comisión Disciplinaria en su totalidad, una multa de 100 mil francos suizos y la orden de jugar sus dos próximos partidos oficiales en casa a puerta cerrada”.

Por lo tanto, el duelo ante Costa Rica del 30 de enero y contra Panamá del 2 de febrero, nuevamente el Tri jugará sin publico en el Estadio Azteca.

Fuente Notisistema