El Grupo Parlamentario del PRD, a través de su coordinador, el diputado Luis Espinosa Cházaro, descartó la posibilidad de convocar a un periodo extraordinario de sesiones para hacer adecuaciones a los recursos que requiere el Instituto Nacional Electoral (INE) a fin de llevar al cabo la consulta de revocación de mandato el año próximo.

A través de un comunicado, el parlamentario dijo que debe encontrarse una salida política a este tema, porque está implicando para México un retroceso democrático sin precedentes.

“Me parece que es ya un poco tarde. Se puede hacer, por supuesto, pero el camino correcto era, desde que se discutió el Presupuesto de Egresos de la Federación. Si Morena y sus aliados querían una consulta seria, el INE planteó cuánto costaba e incluso en aquel momento yo sugerí que esos 4 o 5 mil millones de pesos que se gastarían en la consulta, podrían tener un destino más benéfico, porque la gente en la calle no está hablando de revocar su mandato al Presidente. Más bien, insisto, es una argucia legal para un tema electorero y no debemos caer en ese juego”, señaló.

“Yo creo -dijo- que habrá que buscar otras salidas políticas en este asunto. Quizá no llevar al cabo la consulta sea lo más conveniente, porque la misma carecerá de toda legitimidad, toda vez que está viciada de origen.

“Vemos al Presidente y su partido alentando, más bien, una reiteración de mandato, una ratificación; no asignaron los recursos, ellos tienen la mayoría en la Cámara de Diputados, ellos votaron el presupuesto. El consejero presidente (Lorenzo Córdova) acudió a explicar por qué y cuánto se requería. No fue escuchado y, más bien, parece que Morena lo que quiere es una ‘consulta patito’ y, de paso, demeritar al árbitro previo a una elección que, a todas luces, ya no les es apabullantemente favorable”, dijo.

En ese sentido, Espinosa Cházaro aseveró que es urgente parar ya este embate. “Llegar a los extremos de denunciar y plantear juicios políticos (a los consejeros) porque hicieron planteamientos desde la autonomía de dicho órgano, nos parece ya un amedrentamiento del Estado a una institución del propio Estado y no debe ser así”.

Agregó que el embate al INE “es, a todas luces, una acción orquestada y lo peor es que quien la fomenta es quien debería cuidar a estas instituciones de nuestro país, que es el Presidente de la República. Resulta lamentable que quien encabece las críticas sea el propio mandatario, que tuvo una alternancia y una elección de más del 50 por ciento de los votos que el INE le reconoció y hoy lo está tratando de esta manera”.

Este mismo árbitro, recordó, calificó la elección de 2018, y entonces era “el mejor del mundo”; ahora es lamentable que el propio Presidente y su partido demeriten al Instituto, porque el daño quedará hecho con o sin revocación. Lo que están haciendo no solo es lamentable sino condenable.

No es exagerado decir, agregó, que están poniendo en riesgo las instituciones y los avances democráticos que se construyeron en México a través de muchos años y que en muy poco tiempo los están desmantelando.

“Si lo que se pretende es una pantomima, entonces que no se le asignen recursos, que se siga demeritando al árbitro y entonces cuando las cosas no salgan, ya sabremos a quién culparán; esto es muy lamentable”, aseveró.

“Lamento mucho que Morena utilice siempre este estilo pendenciero del ‘estás conmigo o estás contra mí’, y no va a ningún lado porque si la consulta se lleva a cabo (ya sea por Morena o el INE sin recursos), estará viciada de origen en razón de que se está desvirtuando completamente la figura democrática de participación directa. No es el espíritu de la norma constitucional de una revocación de mandato sino un montaje, un espectáculo para que se le vitoree al Presidente”, apuntó.

Finalmente, dijo que desde “Va Por México” y el PRD se trabajará para que la gente siga confiando en su árbitro electoral, que sepa que su voto vale y cuenta, al tiempo de aclarar que el bloque a no aboga por personas, sino por la institución y la autonomía que representa, y que para tenerla en el lugar en el que se ubica costó muchos años y vidas.

“Estamos obligados, como bloque político PRD, PAN y PRI, a defender la autonomía del Instituto. Sus consejeros son de una temporalidad; pero el INE es un órgano autónomo permanente”, remató.