Analistas económicos consultados por Citibanamex redujeron de forma marginal su pronóstico para el crecimiento económico de este año. Pasó de 5.7 a 5.6 por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Citibanamex de Expectativas (ECE), realizada cada 15 días a especialistas del sector financiero, también se espera que la inflación no cese y siga al alza, pues incrementaron su pronóstico para el indicador de 7.3 a 7.6 por ciento al finalizar el año.

Según Citibanamex, los 26 participantes de esta edición de la Encuesta esperan que en la primera quincena de diciembre la inflación se ubique en un nivel de 7.71 por ciento.

Invex y Monex son las entidades financieras que cuentan con el pronóstico de crecimiento más alto, pues anticipan que el PIB se sitúe en un nivel de 6 por ciento al finalizar 2021.

Santander espera que el crecimiento de la actividad sea de 5.5 por ciento; Banorte ubica su pronóstico en un rango de de 5.7 por ciento y Citibanamex en 5 por ciento.

De forma puntual, el Banco de México considera que este año el PIB crecerá a una tasa de 5.4 por ciento; mientras que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé que la actividad económica tenga una expansión de 6.3 por ciento.

“Para 2022, la expectativa de crecimiento del PIB de acuerdo al consenso de analistas disminuyó de 2.9 a 2.8 por ciento. Para 2023, el consenso espera que el PIB se expanda en 2.2 por ciento”, expuso Citibanamex.

En tanto, Citibanamex explicó que luego del alza sorpresiva de medio punto porcentual a la tasa de referencia del Banco de México (BdeM) la semana pasada, los analistas en la última edición de la encuesta ajustaron sus expectativas hacia mayores incrementos a la tasa de referencia hacia delante.

“88 por ciento de las instituciones participantes estiman que el siguiente movimiento de la tasa de interés ocurrirá en la decisión monetaria de febrero, con una mayoría estrecha que anticipa un alza de 50 puntos base”, refirió.

Así, estiman que al cierre del próximo año la tasa de fondeo del banco central se ubique en un rango de 6.63 por ciento.

Fuente: La Jornada