Francisco Garfias

Mientras que en Francia se debate si se impone el certificado de vacuna para acceder a los lugares de trabajo o al transporte público ante el vertiginoso crecimiento de ómicron —variante de covid-19—, en México se ignora el llamado de la OMS a cancelar los festejos navideños y de fin de año.

“Más vale cancelar hoy y celebrar la vida mañana, que celebrar hoy y estar de luto mañana”, alertó Tedros Adhanom Ghebreyesus, responsable de la Organización Mundial de la Salud.

Oídos sordos en la 4T, a pesar de la alta contagiosidad de ómicron. La variante ya está en el país. Hay 23 casos registrados. De ese total, 16 fueron detectados en la Ciudad de México. En el 70% de ellos, los contagiados no habían sido vacunados. No hay casos graves.

A juzgar por las reacciones oficiales, 23 enfermos son poquitos. No vale la pena prevenir. “No se suspenden actividades”, dijo, tajante, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

Ni siquiera será cancelada la verbena navideña que se lleva a cabo en el Zócalo. Claudia seguía invitando ayer, en redes sociales, a disfrutar de música y danzón en la Plaza de la Constitución.

Jura, eso sí, que no será irresponsable y dará “orientaciones”, en caso de que aumenten las hospitalizaciones o se sobrecargue el sistema de salud.

Otro que se la voló es el controvertido Hugo López-Gatell, zar anticovid de la 4T. Según él, la recomendación de la OMS es para Europa.

“El señalamiento que hizo ayer el director de la OMS está contextualizado en esa circunstancia: una región muy amplia del mundo, donde habita una gran cantidad de personas, en este momento necesitan entrar en confinamiento para que los sistemas de salud de esa región no colapsen.

“Ése es el contexto, es que está recomendando reducir la movilidad”, dijo el subsecretario.

¿Se habrá enterado que ómicron ya hace estragos del otro lado del Río Bravo? ¿Que teatros y justas deportivas han sido cancelados o pospuestos?

La última variante de covid-19 en Estados Unidos pasó del 3 al 73% de los nuevos casos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

* No hubo ruptura en Aguascalientes. La exalcaldesa de la capital, Tere Jiménez, ganó la encuesta por la candidatura del PAN al gobierno del estado.

Su rival más fuerte, el senador Antonio Martín del Campo, no sólo aceptó el resultado, sino que se comprometió a no romper la unidad. En un video que el senador grabó en el CEN del PAN, Martín del Campo dijo a sus paisanos:

“En esta tercera encuesta, un servidor no ha sido favorecido en los números. Eso no implica que no sigamos trabajando por Aguascalientes.

“Hoy es el tiempo y momento de la unidad. Es el tiempo y momento de poner y tener lo mejor de nosotros. Seguiré trabajando desde la trinchera que ustedes me digan”, dijo.

Buen trabajo el realizado por Santiago Creel en Aguascalientes. El jefe panista, Marko Cortés, le encargó destrabar el conflicto. Había incluso amenaza de ruptura.

El diálogo y la valentía del perdedor fueron fundamentales para alcanzar el acuerdo.

* Revés para Alito Moreno en el Tribunal Electoral de la Ciudad de México. Fue revocada la decisión de la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, que preside Samuel Palma, de expulsar a Nallely Gutiérrez, exsecretaria general del CEN del PRI.

Nallely fue expulsada del tricolor en septiembre pasado por su supuesto apoyo a fuerzas políticas y candidatos antagónicos al tricolor, según la citada comisión.

“Con esta decisión queda evidenciada la arbitrariedad, el acoso, la persecución y la violencia política en razón de género de la que he sido objeto en los últimos meses, por defender y luchar por causas ciudadanas y salvar al PRI de la corrupción”, señaló Gutiérrez en su primera reacción.

De paso, le exigió a Alito Moreno una disculpa pública y la restitución plena de sus derechos partidarios.

Fuente: excelsior