Al presumir que ayer no fue un día malo en materia de violencia, pues sólo se cometieron 68 homicidios en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador proyectó una gráfica con el número de homicidios cometidos el lunes.

«Les puedo decir que ayer no fue un día malo, porque hubo 63 o 67 homicidios a ver. Pero esto es diario, 68 homicidios», destacó.

En dicha gráfica el titular del Ejecutivo proyectó que los tres estados donde más hubo homicidios fue en Chihuahua con 12; Guanajuato con 10; y Estado de México con 7.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, López Obrador reconoció que ha costado a su administración contener los delitos en el territorio nacional.

En ese sentido destacó que en administraciones anteriores la tendencia en homicidios iba en aumento, pero en su gobierno se ha logrado estabilizar.

«A pesar de que se enraizó ese contubernio, echó raíces, ya hemos venido avanzando poco a poco. Sobre todo en el caso de homicidios es lo más complicado, en lo que tiene que ver con secuestros, claramente hay una disminución», expresó.

La estrategia de abrazos, no balazos de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador ha dejado un aumento en homicidio doloso de 22.7% y en feminicidio de 31%.

Las carpetas de investigación por el primer delito pasaron de 83 mil 752 carpetas de investigación en los últimos 36 meses de la administración de Enrique Peña Nieto a 102 mil 830 en los primeros 36 de López Obrador, según cifras presentadas con base en el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Lo anterior significa que en lo que va del Gobierno actual se registraron, en promedio, 95.2 homicidios diarios, mientras que en la gestión anterior fueron 77.5 al día.

Fuente: 24 horas