Nahuel Guzmán encendió los ánimos en la previa de la Final de Vuelta entre Tigres Femenil y Rayadas, ya que arrojó un tigre de peluche a las jugadoras visitantes cuando se dirigían al vestidor. 

Presente en el Estadio Universitario para hacer comentarios en la señal de streaming de los felinos, el portero argentino aprovechó que las jugadoras de la Pandilla se encontraban a unos metros para lanzar el objeto, aunque lo hizo sin fuerza para evitar un contacto.

Las dirigidas por Eva Espejo siguieron con su andar sin darle mayor importancia, aunque en redes sociales el gesto desató un fuerte debate entre las parcialidades de ambos clubes.

En el caso de los universitarios, defendieron que no hubo contacto, además de que calificaron a los Rayados de «llorones», idea que se quedó por la sanción que recibió Stephany Mayor de dos partidos tras una investigación llevada de oficio por la Comisión Disciplinaria. 

En la varonil, Nahuel cerró el torneo con una fuerte polémica al ser señalado como el jugador que detonó una bronca al final del partido de Vuelta de Semifinales entre Tigres y León, aunque Miguel Herrera señaló que fue porque los esmeraldas se burlaron de ellos. 

Fuente: Medio tiempo