Estamos frente a un brutal gasolinazo, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no quiere bajar el precio de las gasolinas porque sin esos ingresos no podría concluir sus caprichos faraónicos, aseguró la senadora Kenia López Rabadán durante su conferencia de prensa “La Contramañanera”.

“López Obrador se niega a disminuir o a eliminar el impuesto a las gasolinas porque quiere seguir cobrando más impuestos a la gente para concluir sus obras faraónicas que además son un retroceso, como la Refinería Dos Bocas, el Tren Maya, un aeropuerto que va a ser inservible para nuestro país, con tal de materializar esas obras pues se le está dando en la torre a la economía familiar”, indicó.

Los mexicanos, dijo, arrancaremos con la peor cuesta de enero de los últimos años. Este gobierno iniciará el 1 de enero de 2022 con una brutal alza del IEPS a las gasolinas, del 7.36 por ciento.

Explicó que, en diciembre de 2018, cuando López Obrador tomó protesta en el país costaba 19 pesos con 10 centavos más o menos la gasolina magna. Tres años después, el 16 de octubre de 2021, el precio estaba en 20 pesos con 61 centavos y ahora, si ustedes van a alguna gasolinería del centro de la Ciudad de México se paga gasta 21 pesos con 19 centavos la regular y la Premium a 23 pesos con 59 centavos.

Además de esta alza, agregó, estaremos iniciando el año con una de las mayores inflaciones vividas en este país.

“Incluso, estos niveles de inflación no se habían vivido desde el siglo pasado, hablando específicamente de 1999. Tiene más de 20 años que una inflación de este nivel no habíamos tenido”, aseguró López Rabadán.

La legisladora panista recordó que el presidente López Obrador se comprometió en campaña a eliminar el impuesto especial a las gasolinas.

“Ya estamos a tres años de su gobierno y López Obrador no ha cumplido, a pesar de que tiene la mayoría legislativa para hacerlo. Que quede bien claro, no ha querido bajar el precio de las gasolinas por eso, porque no ha querido, porque de hacerlo, puede hacerlo con la mayoría que tiene en el Congreso mexicano”, señaló.

Al aumentar la cuota del IEPS a las gasolinas, este gobierno del presidente López Obrador en automático está incrementando el precio de los combustibles a todos los consumidores, en perjuicio de la economía familiar, de la economía del pueblo de México, haciendo más difícil la cuesta de enero, en un escenario de inflación y, lamentablemente, de bajo crecimiento económico, expuso.

No importa aquí si la gente tiene o no tiene automóvil propio, porque el incremento de las gasolinas provoca pues un alza en los precios de los bienes y servicios, comentó.

Al referirse al tema de la revocación de mandato, la vicecoordinadora de la bancada panista dijo que algunos actores de Morena siguen obsesionados con quedar bien con López Obrador, “pero no quedar bien con el pueblo de México y con las instituciones que nos hemos dado”.

Recordó que el pasado 17 de diciembre, el Consejo General del INE aprobó el acuerdo para posponer temporalmente, se dijo claramente, temporalmente la revocación de mandato por algo muy elemental: no hay recursos, no hay dinero para hacerlo porque los legisladores del régimen de Morena aprobaron un recorte presupuestal al INE.

Por ello, afirmó que es absolutamente irresponsable la actitud del presidente de la Cámara de Diputados que amedrenta por la vía penal a los consejeros del INE.

“Es una brutal subordinación al Presidente de la República que no debemos pasar por alto. Este presidente de la Cámara de Diputados es otro morenista de Veracruz que es altamente autoritario. Igual que el gobernador, es el presidente de la Cámara de Diputados. A las personas que no piensan como ellos los quieren meter a la cárcel. Al puro estilo de la política rancia, al puro estilo corrupto, represor”, apuntó.

Muy lamentable porque los dos ejemplos que tenemos de morenistas en Veracruz simple y sencillamente nos recuerdan al pasado, nos recuerdan eso que tanto critican y hoy son peor aún, concluyó la legisladora federal.