Hombres armados trataron de ingresar a las instalaciones del Cerro del Cuatro, en Jalisco, donde se ubican las antenas de Canal 44 y asesinaron a dos guardias de seguridad.

El hecho ocurrió el martes 28 de diciembre, alrededor de las 13:30 horas.

De acuerdo con Canal 44, los hombres armados llegaron en motocicletas a donde están los transmisores y antenas, tanto de Radio UdeG como de Canal 44.

En ese lugar también están las instalaciones de transmisión de Televisa, del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, de Canal Once, del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, de TV Azteca y de Telcel.

Aunque las personas armadas solo trataron de entrar a la estación del Sistema Universitario de Radio, Televisión y Cinematografía.

Según la televisora, los dos guardias que fallecieron estaban contratados por la Universidad de Guadalajara y trabajaban para la empresa Irontigers.

Este miércoles, Reporteros Sin Frontera condenó el ataque a las instalaciones y señaló que los hechos ocurrieron tras la amplia difusión que dio Canal 44 a la amenaza de demanda del gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, contra el periodista Ricardo Ravelo.

El funcionario amenazó al comunicador por daño moral tras la publicación de dos columnas que señalaban vínculos entre su gobierno y el Cártel de Jalisco Nueva Generación.

Reporteros Sin Frontera solicitó a la Secretaría de Gobernación que el periodista acceda al Mecanismo de Protección y brindar las medidas de seguridad para él y su familia.

La Universidad de Guadalajara lamentó los hechos y exigió al gobierno de Jalisco que investigue y aclare lo sucedido, que encuentre a los responsables de la agresión y haga justicia.

“El ataque a un medio de comunicación representa un artero golpe a la libertad de expresión”, señaló.

Además, exigió que el gobierno de Jalisco otorgue garantías de seguridad a las y los colabores de Canal 44 y Radio Universidad, así como a quienes laboran en sus instalaciones; y “que cese el clima de hostilidad que desde el gobierno de Jalisco se ha promovido contra el derecho a informar y el ejercicio de la labor periodística”.

“El ataque a los medios de comunicación, el asedio a las y los periodistas y el ataque armado a las instalaciones de un medio de comunicación son de la mayor gravedad”.

Fuente: animal político