Christian Von Roehrich, coordinador del PAN en el Congreso local, planteó al gobierno central una reingeniería a la política de empleo en la capital, debido a que no existe un repunte como se ha presumido por parte de la oficina de Fadlala Akabani en el primer trienio de Claudia Sheinbaum y, menos en esta era de pandemia que no puede controlar MORENA.

“Lo cierto es que los datos del IMSS, en materia de empleo formal, están muy lejos de ser alentadores a tres años de este gobierno. El Gobierno de la Ciudad no alcanza a pasar ni de panzazo; hemos perdido 140 mil 391 empleos formales, registrados ante el IMSS”.

Von Roehrich explicó que la destrucción de los empleos en la Ciudad, inició desde 2019, cuando la capital perdió casi 19 mil empleos o puestos de trabajo registrados ante el IMSS, respecto al empleo formal del 30 noviembre del 2018, que fue de tres millones 488 mil 961 trabajadores registrados.

A lo largo de la actual administración de Sheinbaum, después de 3 años, nunca se ha alcanzado ese nivel de empleos. “De ese tamaño es la incapacidad del Gobierno de la Ciudad, que dice preocuparse por los pobres, pero que, en realidad, en los hechos, sus políticas públicas muestran exactamente lo contrario. El desdén y desprecio por los que menos tienen”.

Tal como se comprueba en el “raquítico” gasto destinado a la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo, que para el 2022 es de sólo 878.2 millones de pesos, cifra inferior a la autorizada para el ejercicio fiscal 2018, cuando fue de 955.9 millones de pesos.

“Es decir, que el Gobierno de la Ciudad, aun sabiendo de la perdida de empleos, o destrucción de los mismos, durante estos últimos tres años, les dio la espalda a los pobres, y no les ha ayudado con recursos adicionales para efectos de generación real de empleo”.

La perdida en materia presupuestal de este año, será de 78 millones de pesos, en la dependencia responsable de promover la creación de empleos, en comparación con el monto asignado para esa dependencia en 2018.