Tras más de un siglo de presencia en México, el banco estadounidense Citigroup anunció este martes su intención de poner fin a sus operaciones bancarias comerciales en el país, en el marco de su nueva estrategia de desarrollo, anunció la entidad en un comunicado.

«La decisión de poner fin a las actividades (en el sector) del consumo, pequeños negocios y el negocio bancario de mercado medio en México está completamente en línea con los principios de la actualización de nuestra estrategia», dijo en un comunicado la presidenta del grupo, Jane Fraser.

Citi seguirá operando la banca de negocios en México a través de su Institutional Clients Group, señaló.

Jane Fraser agregó que México es un mercado prioritario para la firma Citi, por lo que anticipó que el territorio mexicano «será un destino muy importante de inversión global y de flujos comerciales en los siguientes años y tenemos confianza en la trayectoria del país».

Este anuncio se adhiere también a la salida de Citigroup de Asia y Europa, enfocadas con el reposicionamiento de la banca de consumo de Citi hacia centros «Global Wealth», y el fortalecimiento de su presencia en los negocios de pagos y créditos y banca minorista en los Estados Unidos.

Señaló que Banco Nacional de México (Banamex) es una institución financiera líder en territorio nacional, con una marca única y una valiosa historia.

«Citi ha realizado importantes inversiones en dicha institución a lo largo de dos décadas, robusteciendo significativamente sus capacidades de banca digital y banca móvil, fortaleciendo su infraestructura tecnológica, modernizando su red de sucursales y cajeros automáticos, profundizando relaciones con segmentos de clientes y contribuyendo a sus esfuerzos de inclusión financiera».

Los negocios de los que Citi anuncia su salida incluyen el negocio de la banca de consumo y pequeñas empresas, reportando como parte del segmento de Banca de Consumo Global, así como el negocio de banca empresarial, que se reporta dentro del segmento del Negocio de Clientes Institucionales.

Las operaciones de las que saldrán de México por parte del grupo financiero representan la totalidad de la unidad reportada bajo Banca de Consumo Global de Latinoamérica.

En los tres primeros trimestres de 2021, la totalidad de los negocios de los cuales Citi estaría saliendo de México representaron aproximadamente tres mil 500 millones de dólares en ingresos, mil 200 millones en ganancias antes de impuestos, 44 mil millones en activos, y cuatro mil millones en capital tangible promedio asignado.

Se incluirá información adicional sobre los negocios de los cuales Citi anticipa salir en el informe de ganancias del cuarto trimestre de 2021 que se publicará el 14 de enero de 2022.

La manera y los tiempos en los que llevará a cabo la salida de las operaciones de banca de consumo y banca empresarial, que podrían incluir una venta o una operación de marcado de valores, serán determinados por Citi. El proceso estará sujeto a diversas condiciones y aprobaciones, incluyendo las aprobaciones regulatorias que sean aplicables tanto en Estados Unidos como en México.