La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) rebajó a 2.9 por ciento su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México para 2022 ante su estimación previa de 3.2 por ciento.

En el informe de “Balance Preliminar de las Economías de América Latina y el Caribe“, que se presentó en la capital mexicana, el organismo también redujo su cálculo del PIB de México para 2021, que antes era de 6.2 por ciento y ahora pasa a 5.8 por ciento.

Con estas tasas, México habría crecido en 2021 por debajo del promedio regional de 6.2 por ciento y de pares como Perú (13.5 por ciento), Chile (11.8 por ciento), Argentina (9.8 por ciento), y Colombia (9.5 por ciento).

Aunque para 2022, la economía mexicana crecería por encima de la media regional de 2.1 por ciento.

“Algunos analistas están resolviendo proyecciones más bajas, pero nosotros nos hemos mantenido en 2.9 por ciento, principalmente por el impulso que van a tener las exportaciones hacia Estados Unidos, (y) la recuperación de la demanda interna”, declaró Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, al presentar el informe.

Además de cerca de 4.17 millones de casos y más de 300 mil muertes por COVID-19, la quinta cifra más alta del mundo, la pandemia causó una contracción histórica de 8.2 por ciento del PIB en México en 2020.

El Gobierno de México esperaba crecer más de 6 por ciento, pero la titular de la Cepal expuso que los cuellos de botella y la volatilidad internacional han afectado la industria mexicana, una de las principales exportadoras de la región.

“Esto ha impedido que sea más alta o más elevada la reactivación productiva”, observó Bárcena.

Aun así, aseveró “que hay una recuperación importante en 2021”.

En particular, destacó el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), en vigor desde julio de 2020.

“¿Qué fue lo que impulsó el crecimiento de 2021 en México? Sin duda, las exportaciones hacia Estados Unidos, por supuesto una menor base de comparación frente a 2022, que también eso apoya el rebote, y en menor medida la recuperación del mercado interno”, expuso Bárcena.

Como riesgos latentes, enunció el bajo crecimiento, la desaceleración del crecimiento mundial, la escasez de insumos para la industria, en particular del sector automotor, y la incertidumbre de la pandemia.

Cuestionada por la salida de capitales y el anuncio de la salida de Citigroup, que en el país maneja Citibanamex, la secretaria de la Cepal negó que México haya perdido la confianza de los inversionistas.

Como muestra, citó los 21 mil 432 millones de dólares que México recibió de inversión extranjera directa (IED) de enero a septiembre de 2021, 8.5 por ciento más que el mismo lapso de 2020, según datos aportados por la Cepal.

“México es uno de los países de la región más atractivos para la inversión extranjera y de verdad cuenta con un gran mercado interno, de las mayores economías del mundo, tiene una fuerza laboral cada día más preparada y más calificada, y con un tratado de libre comercio que le da ventajas”, argumentó.

Fuente: EFE