En un caso poco frecuente, un bebé de tres semanas falleció en Qatar por una «infección grave» provocada por el covid-19, informó el domingo el Ministerio de Salud.

«Un bebé de tres semanas ha fallecido, lamentablemente, por una grave infección debida al covid-19», anunció el comunicado.

El bebé no tenía ningún otro problema de salud o de enfermedad hereditaria conocida, agregó.

Es el segundo niño que fallece de esa enfermedad en Qatar desde el inicio de la pandemia.

La mortalidad debida al coronavirus es muy limitada entre los niños, pero las autoridades sanitarias de varios países han registrado más casos de infección entre ellos desde la propagación de la variante Ómicron.

«Hay más niños infectados en esta ola y requieren más atención médica», aseguró la misma fuente.

El número diario de infecciones en Qatar ha aumentado a cerca de 4 mil en los últimos días, lo que supone multiplicar por 20 las cifras anunciadas a mediados de diciembre.

El principal grupo hospitalario público del país suspendió a finales de diciembre los días libres de todo su personal médico y administrativo que trabajaba con pacientes covid-19, debido al aumento de los casos de infección.

Con 2.6 millones de habitantes, Qatar ha registrado casi 300 mil casos, de los cuales unos 600 han sido mortales.

Fuente: AFP/DOHA