El Colegio de México aseguró a través de un comunicado que «no hay condiciones para presentar y aprobar las propuestas de reforma al Estatuto Orgánico» del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE)  dado que el procedimiento en sí mismo no cumple con lo que dicho Estatuto señala, y considera que cualquier cambio a la normatividad ‘requiere de la participación previa de los órganos colegiados, tal como está establecido en el Estatuto actual».

Sobre su participación en la sesión extraordinaria de la Asamblea de Asociados del CIDE que se realizó el día de hoy, 24 de enero, El Colegio de México, como miembro de la Asamblea de Asociados y del Consejo Directivo de CIDE, «urge al establecimiento del diálogo entre las autoridades y los miembros de la comunidad del CIDE, incluyendo al Consejo Académico y otros órganos colegiados».

A través de un comunicado publicado en medio del cierre de la carretera México-Toluca, en sus dos sentidos que mantiene la comunidad estudiantil del CIDE, El Colmex señala que la interlocución respetuosa y productiva entre las autoridades y la comunidad es indispensable para plantear mecanismos para la definición y ejecución de lo que será la institución en los años por venir y que las instituciones de educación superior se sostienen por la participación de los integrantes de sus comunidades académicas.

«Invitamos al desarrollo de un diálogo incluyente, que refleje la diversidad de opiniones y la pluralidad del CIDE, característica propia de toda institución de ese tipo. No es posible diseñar e implementar cambios institucionales sostenibles y trascendentes sin la participación de los órganos colegiados y, de manera amplia, de la comunidad del CIDE» señala El Colegio de México, y refrenda su ofrecimiento para coadyuvar a una solución aceptable para todos los miembros de la comunidad del CIDE, «sólo con instituciones académicas viables y sólidas podremos colaborar para producir la investigación y educar a los futuros profesionistas que necesita México».

Además ratifica su respaldo a la política de investigación humanista, científica, tecnológica y de innovación que propone el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), y le reitera su completa disposición para procurar y fortalecer el desarrollo científico del país mediante, entre otras cosas, el apoyo a la educación superior. 

Fuente: El Universal