El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, a través del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), impugnó la decisión de un juez federal de conceder una suspensión provisional en las obras del tramo 5 del Tren Maya.

De acuerdo con registros judiciales, el apoderado legal del Fonatur-Tren Maya, Marco Aurelio Colín, promovió el viernes pasado un recurso de queja en contra del fallo del titular del Juzgado Primero de Distrito en el Estado de Yucatán, Adrián Fernando Novelo, quien otorgó un amparo a la organización no gubernamental Defendiendo el Derecho a un Ambiente Sano.

Por lo que ahora tendrá que ser un Tribunal Colegiado el que resuelva en los próximos días si confirma o revierte el freno a los trabajos de construcción del Tren Maya en la zona que va de Playa del Carmen a Tulum en Quintana Roo, al menos hasta el próximo 13 de mayo, cuando se llevará a cabo la audiencia incidental en la que determinará si otorga o no la suspensión definitiva.

Esta audiencia estaba prevista a realizarse el viernes pasado; sin embargo, fue diferida para dicha fecha y, de acuerdo a la resolución del juzgador, en esas tres semanas no se podrá seguir con la “construcción, infraestructura, remoción o destrucción de la biodiversidad del terreno o cualquier otra actividad que implique la ejecución material de la obra”.

Por MILENIO