Francisco Garfias

El revés que se llevaron en la Cámara de Diputados con la reforma eléctrica los llevó a quitarse la mascara de demócratas y a mostrarse como realmente son: autoritarios.

El líder de Morena, Mario Delgado, quiere meter al bote “por traidores” a los 223 diputados de oposición que votaron en contra de la citada reforma, que pretendía regresar el monopolio de la industria eléctrica al Estado. Ignacio Mier, jefe de la bancada guinda en San Lázaro, sugiere, nada más, “fusilarlos pacíficamente”, lo que eso signifique.

Ambos “siervos” de López Obrador siguieron la línea marcada desde Palacio Nacional, luego de la votación en San Lázaro. El mismísimo Presidente dio lectura, en la mañanera, al artículo 123 del Código Penal Federal que castiga hasta con 40 años de cárcel a los “traidores a la patria”.

Las amenazas son tan absurdas que parecen puro circo mediático, abono a la polarización, discurso para la tribuna. Sólo en países como Nicaragua o Venezuela, que nada tienen que ver con una izquierda social, ocurren cosas similares. Pero hay que estar atentos. Son señales que no se pueden ignorar.


* Nos llegó un viejo video en el que aparece AMLO indignado por el “ninguneo” de Donald Trump al entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, en una entrevista telefónica que ambos tuvieron hace más de un lustro. En ese video se escucha al tabasqueño decir: “Es una humillación para México, porque Peña representa, aunque no nos guste, al pueblo de México”.

Y más adelante: “Exijo que Peña se disculpe con el pueblo de México y que de inmediato se presente una denuncia en la ONU contra el gobierno de Estados Unidos y Donald Trump, por violación a los derechos humanos y discriminación racial”.

Pero ayer el propio exjefe de la Casa Blanca ninguneó a AMLO al declarar, en un mitin de apoyo a un candidato republicano al Senado, que nunca vio a nadie “doblarse tan fácilmente” frente a la amenaza de aranceles como su amigo, el “socialista” mexicano, quien, dijo, le cae bien y, además, puso “gratis” a 28 mil soldados mexicanos para combatir la migración. Esta vez no hubo el menor asomo de indignación o amenaza de ir a las Naciones Unidas por parte de López Obrador. Mucho menos, una disculpa al pueblo de México.

Al comentar las últimas declaraciones de Trump, dijo: “A mí me cae bien el presidente Trump, aunque es capitalista. Lo cierto es que nos entendimos y fue bueno para las dos naciones. Ahora estoy sintiendo que se está hablando más de México en Estados Unidos y es importante que sepamos por qué. Este año va a haber elecciones en Estados Unidos…

“Tanto los de un partido como de otro están queriendo poner a México en sus temas de debate con lo migratorio, tratando de sacar raja de las fobias, racista, discriminatoria, que existe en Estados Unidos y en todo el mundo.

“Entonces, es muy bueno que se sepa que nosotros no vamos a permitir a ningún partido de los dos de Estados Unidos, ni a ningún candidato, que utilicen a México como piñata”, aseguró. Lo que también sería muy bueno es que nos dijera cómo va a impedir que México sea utilizado negativamene en esas campañas electorales.


* EU exhibe la extradicion del expresidente de Honduras, Orlando Hernández, acusado de narcotráfico, como un ejemplo de lo que le puede ocurrir a “cualquier líder extranjero” que, en forma corrupta, abuse de su poder para apoyar los cárteles de la droga. “Si acepta sobornos, si trafica con drogas mortales, si protege los cárteles, si permite que la violencia y el asesinato florezcan a manos de los cárteles, entonces la DEA no se detendrá ante nada para hacerlos responsables de sus crímenes. Si cree que puede esconderse detrás del poder de su posición, está equivocado”, advirtió Anne Milgram, administradora de la DEA.

En la misma conferencia, Merrick B. Garland, fiscal general de Estados Unidos, habló en el mismo sentido. “Vamos tras la destrucción de los cárteles de la drogas que dañan a estadunidenses, sin importar cuán lejos se tenga que ir.

“Vamos a confrontar la corrupción y las conductas criminales donde sea que se socave la seguridad de los ciudadanos estadunidenses”, dijo.

“Este caso —de Orlando Hernández— debería enviar un mensaje claro a cualquier líder extranjero que, en forma corrupta, abusa de su poder para apoyar los cárteles de la droga”.

Damian Williams, fiscal del Distrito Sur de Nueva York, reveló que Orlando Hernández, expresidente de Honduras, recibió un millón de dólares del ChapoGuzmán, jefe del Cártel de Sinaloa, en 2013.

Sobre el tema, Adrián LeBarón escribió en Twitter: “En México creo que la mayoría son narco-municipios. Los policías locales son brazos armados de los criminales con placas. Traición a la patria es postular candidatos amañados. No hay ninguna seguridad de la pulcritud de los candidatos, sobre todo en esas comunidades”, puntualizó.

Publicado en excelsior