El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, aseguró que los integrantes de la comunidad Triqui, que mantuvieron por varios meses un plantón en el cruce de Eje Central y Juárez, no pueden volver a instalar su campamento en la misma zona, debido a que es peligroso para los niños que los acompañan.

En entrevista, el funcionario capitalino explicó que tras reubicar a los triquis en el albergue, se detectó que en la zona donde acampaban en avenida Juárez había una plaga de ratas, entre otros riesgos sanitarios.

Consideró que las autoridades de la Ciudad de México han atendido correctamente a los integrantes de la comunidad Triqui e incluso han pedido al gobierno de Oaxaca que resuelva sus demandas, para que puedan volver a sus localidades.

«Hemos exigido al gobierno de Oaxaca que los atienda y por otra parte, estamos cuidando que no regresen a avenida Juárez, la calle no es un lugar para los niños, menos el cruce de dos avenidas importantes, ahora que se levantó el plantón y se trasladó al albergue, notamos que había docenas de roedores, no se pueden regresar a avenida Juárez, no es lugar para los niños», dijo.

El secretario de Gobierno capitalino indicó que se busca dialogar con los triquis para que se queden en el albergue, pues reiteró que los menores de edad están en riesgo de ser robados o tener enfermedades.

Fuente: Milenio